Budapest noche
Europa,  Hungría

Qué ver en Budapest, la perla del Danubio

A orillas del río Danubio, conocida como la pequeña París centroeuropea o la perla del Danubio, se levanta la capital húngara de Budapest. Su origen está en la unificación 3 ciudades que arrastran la cultura celta, romana, otomana y austriaca: Óbuda («antigua Buda»), Buda (la ciudad alta en la orilla occidental del río) y Pest (la ciudad baja al margen oriental).

 

Si su historia, su cultura y su estética te llaman la atención, ponte cómodo/a y quédate a leer este post descubrir qué ver en Budapest.

 

👉 Qué ver en Budapest: lugares imprescindibles

 

Óbuda, conocida por sus fundadores romanos como Aquincum, fue establecida sobre un asentamiento celta. Aquincum recibe su nombre por la palabra «aqua» debido a los numerosos manantiales termales de la zona, por eso encontrarás varias piscinas termales en la ciudad. Años después, los magiares, unos grupos étnicos de Europa del Este conocidos como los pobladores de Hungría, colonizaron la zona ocupada por los romanos y comenzaron a edificar dos nuevas ciudades a ambos lados del Danubio: Buda y Pest.

 

Buda y Pest fueron ocupadas por los otomanos, los constructores de varias piscinas termales en la ciudad, hasta que fueron derrotados por los Habsburgo, quienes construyeron el famoso Puente de las Cadenas. En 1867 nació el Imperio austrohúngaro, la época dorada de la capital centrándose todas las industrias en Pest. Fue en 1873 cuando estas 3 ciudades se unificaron bajo el nombre de Budapest y, tras la Primera Guerra Mundial, esta se convirtió en la capital del nuevo estado independiente de Hungría.

 





Otra parte importante de la historia de esta ciudad ocurre durante la Segunda Guerra Mundial. Sufrió grandes bombardeos y quedó bajo el poder de los soviéticos quienes impusieron ideas comunistas. De ahí que podamos notar el rechazo de los húngaros hacia sus símbolos e ideas. Incluso se pueden ver varios monumentos de la época como en el Memento Park.

 

Habiendo hecho una pequeña introducción a la historia de Budapest, estos son los 20 lugares que bajo ningún concepto debes perderte.

 

 

 

1. Parlamento de Budapest

 

Situado a orillas del Danubio, en la plaza Kossuth Lajos, encontramos el mayor icono de la ciudad y el tercer parlamento más grande del mundo. Su diseñador, que quedó ciego meses antes de la inauguración del edificio, se inspiró en el Parlamento de Londres para su construcción. Utilizó el eclecticismo, es decir, una mezcla de estilos artísticos como el barroco en la planta simétrica del edificio, y sobre todo el neogótico para detalles y ornamentación. En su centro está coronada por una enorme cúpula de 96 metros de altura.

 

Parlamento de Budapest
Parlamento de Budapest

 

 

Os sorprenderá el paisaje de alfombras rojas, lámparas, oro y mármol. Las mejores zonas del edificio son la escalera principal, el hemiciclo, y el impresionante Salón de la Cúpula decorado con diversas estatuas de reyes húngaros. Esta sala custodia las joyas de la Corona húngara como son el cetro, el orbe, la espada, y la Corona de San Esteban con la famosa cruz torcida que aparece en el escudo de Hungría. ¿Conoces el motivo de su inclinación?

 

 

Recomendamos hacer la visita guiada del propio Parlamento 🔗 pues os explicarán todo tipo de detalles, además de su historia, como los sitios donde los políticos dejaban sus puros, materiales de construcción y decoración, el estado de la política actual, etc. La entrada cuesta 3200 Ft o 1600 Ft para estudiantes, lo que equivaldría aproximadamente a 9€ y 4,50€ respectivamente. En caso de que dispongas de poco tiempo o un menor presupuesto, puedes reservar este free tour de Budapest 🔗 que incluye la visita exterior al Parlamento además de otros monumentos.

 

Vistas al Parlamento
Vistas al Parlamento

 

 

2. Puente de las Cadenas

 

Encabezado por dos leones, destruido por los alemanes en su retirada ante el asedio soviético durante la Segunda Guerra Mundial y reconstruido idénticamente, es el puente más antiguo que une las dos ciudades de Buda y Pest. Desde aquí podrás disfrutar de una de las mejores vistas del río. Te aconsejamos acercarte por la noche con el puente iluminado y el Castillo de Buda de fondo. Las mejores vistas al puente las conseguirás desde el pequeño parque a orillas del Danubio en la parte de Pest.

Cuando vayas a visitar este puente, notarás algo extraño en los leones. ¡No tienen lengua! Muchos húngaros se burlaron del artista al darse cuenta de esto, por lo que el escultor, avergonzado, se arrojó al Danubio.

 

Puente de las Cadenas
Qué ver en Budapest: Puente de las Cadenas

 

 

3. Barrio Judío y la Gran Sinagoga de Budapest

 

Otra de las experiencias imprescindibles de Budapest es visitar el barrio judío, un antiguo gueto donde los judíos fueron sometidos a vivir en muy malas condiciones durante la ocupación nazi. En esta zona puedes encontrar varias sinagogas como la Sinagoga de la calle Rumbach, la de la calle Kazinczy, o la segunda sinagoga más grande del mundo que es la de la calle Dohány.

 

 

La Gran Sinagoga de Budapest, de estilo neomorisco, tiene una decoración basada en la arquitectura islámica del norte de África y la España morisca, en concreto la Alhambra. Una fachada muy colorida con un interior muy espacioso, naves muy decoradas y 2 balcones. Como os contarán en la visita guiada, los asientos en la sinagoga están divididos en función del sexo. Los hombres estarían en los bancos de la parte inferior del templo mientras que las mujeres en los balcones superiores para evitar distracciones. En la parte frontal se encuentra un órgano (algo no muy típico de los templos judíos), y el arca que contiene las torás.

 

 

La Gran Sinagoga de Budapest es la única sinagoga que contiene un cementerio en sus instalaciones, lo que va en contra de las tradiciones judías. Tuvo que ser una excepción debido a las numerosas muertes de judíos sin hogar refugiados en el templo durante el Holocausto. Sus instalaciones también incluyen el Templo de los Héroes, el Museo Judío, que contiene salas dedicadas a colecciones de reliquias religiosas o al Holocausto, y el Árbol de la Vida del que cuelgan hojas metálicas con los nombres de judíos asesinados durante el Holocausto, y que simula un sauce llorón. Bonita metáfora aunque a la vez triste. En el cementerio podréis apreciar que los judíos colocan piedras en lugar de flores. Esto se debe a que las flores se marchitan, mientras que las piedras no mueren simbolizando la permanencia en la memoria. Aunque existen otras explicaciones del significado de esta costumbre.

 

 

Los tickets se pueden comprar a la entrada del templo pudiendo hacer una visita guiada o por libre. El precio es de unos 5000 Ft, casi 15€. Al entrar, entregarán a los hombres una kipá para cubrirse la cabeza.

 




4. Bastión de los Pescadores e Iglesia de Matías

 

En la colina de Buda encontramos el mejor mirador para ver Budapest, el Bastión de los Pescadores. Es un monumento de estilo neogótico y neorrománico construido para conmemorar, mediante sus 7 torres, a cada una de las 7 tribus magiares que fundaron el país. Su nombre se debe a los pescadores que defendían la ciudad en la Edad Media. La entrada para subir a la muralla son 800 Ft, aproximadamente 2,50€. Sin embargo, se pueden hacer fotos desde el interior de la muralla sin necesidad de subirse a ella.

 

Bastión de los Pescadores
Bastión de los Pescadores

 

 

En una parte de la plaza se encuentra la estatua del primer rey húngaro San Esteban I, y en el centro la Iglesia de Matías. Es una impresionante iglesia neogótica con unos tejados super coloridos, interiores decorados con frescos y grandes vidrieras. Es una de las iglesias católicas más importantes de la ciudad en la que se coronaron varios reyes húngaros. La entrada son 1800Ft, unos 5€.

 

 

5. Basílica de San Esteban

 

Situada en la plaza de San Esteban se encuentra esta basílica de culto católico y de estilo neoclásico con planta de cruz griega. Es el segundo edifico religioso más alto de Hungría y posee la campana más pesada (9 toneladas) y grande del país, que fue fundida durante la Segunda Guerra Mundial. Por consiguiente, la campana actual es una réplica. El templo tiene una altura de 96 metros, al igual que el Parlamento. Esta cifra no es aleatoria, sino que simboliza el año de la llegada a Europa de las primeras tribus magiares, el año 896.

 

 

La imponente fachada está decorada con esculturas de los 12 apóstoles y la imagen de San Esteban y una cita evangélica en latín «Ego sum via, veritas et vita», que significa «Yo soy el camino, la verdad y la vida». En su interior podemos apreciar grandísimas columnas de varios tipos de mármol. La principal atracción que posee es la reliquia más importante de la cristiandad húngara, la mano derecha momificada del rey Esteban I. La entrada al templo es gratuita, a excepción de subir a la cúpula o admirar la Santa Diestra que son de pago.

 

Cerca de la Basílica se encuentra la estatua del policía gordo de Budapest. Cuenta la leyenda que frotar la barriga del policía te dará buena suerte, sobre todo en el amor.

 

 

6. Castillo de Buda y Várkert Bazár

 

En una parte de la colina de Buda está el Palacio de Buda. Como podéis ver en la famosa foto del Puente de las Cadenas destruido durante la Segunda Guerra Mundial, de fondo también está derrumbado el castillo. Es Patrimonio de la Humanidad reconocido por la UNESCO. También, alberga la Galería Nacional de Hungría y el Museo de Historia de Budapest. Una particularidad es que puedes subir al castillo en funicular.

 

Castillo de Buda
Castillo de Buda

 

 

Si no tienes mucho tiempo, quizás es mejor limitarse a un paseo por la zona y sus jardines accediendo por el Várkert Bazár, un edificio renacentista que antiguamente tenía una función comercial. Por el contrario, si dispones de más días puedes reservar este free tour por el castillo de Buda 🔗.

 

Varkert Bazar
Varkert Bazar

 




7. Baños Széchenyi y Baños Gellért

 

Como habíamos comentado al principio del post, Budapest tiene multitud de manantiales y aguas termales. Los Baños Széchenyi y Gellért son los dos más famosos de la ciudad. Debido a la temperatura y la riqueza mineral de sus aguas, tienen propiedades medicinales. Incluso son recomendados por médicos húngaros. Nosotros no fuimos a los Baños Gellért pero sí la los Baños Széchenyi, nos parecían más especiales.

 

Hotel Gellert
Hotel Gellert, Budapest

 

 

Los Baños Széchenyi se encuentran en el Parque Varosliget, donde también está el Castillo de Vajdahunyad. De estilo neobarroco, consta de 3 piscinas al aire libre (en una de ellas se necesita usar obligatoriamente gorro de baño), 15 piscinas cubiertas a distintas temperaturas, baños turcos, saunas, zonas de masaje y otros tratamientos. Las entradas pueden comprarse en los propios baños por 20€ o 24€ sin esperar colas. También puedes reservar aquí las entradas al balneario 🔗 incluyendo la visita a un museo con degustación de la bebida Pálinka. Otra forma de experimentar un baño termal es en invierno. Tiene que ser espectacular estar en las piscinas exteriores rodeados de vapor y nieve.

 

Baños Szechenyi
Qué visitar en Budapest: Baños Szechenyi

 

 

8. Plaza de los Héroes

 

En la misma zona, y al final de la famosa Avenida Andrássy, está una de las principales plazas de Budapest dedicada a los héroes de la historia de Hungría. Es el Monumento del Milenio que simboliza la grandeza de los húngaros. Durante la República Soviética, se colocó una estatua de Marx. La plaza está rodeada por importantes edificios como el Museo de Bellas Artes.

 

 

9. Castillo de Vajdahunyad

 

El Castillo de Vajdahunyad se construyó en 1896 en madera y cartón para una exposición pero, debido a su éxito, se construyó en piedra y ladrillo mezclando varios estilos arquitectónicos. Es una copia del Castillo de Hunyad o de Corvino en Transilvania, Rumanía. Actualmente alberga el Museo de Agricultura, y la reproducción de la iglesia benedictina de Ják. También podemos encontrar la Estatua de Anónimo, que probablemente sea la imagen de un cronista del medievo autor de los primeros libros históricos de Hungría. Se dice que si tocas la pluma con la que escribe, te dará buena suerte.

 

 

Como habíamos comentado, se encuentra en el Parque Varosliget, el más importante de Budapest. Este parque era un antiguo coto de caza. En invierno ponen una gran pista de hielo.

 

 

10. Zapatos a orillas del Danubio

 

Al borde del paseo del Danubio está uno de los monumentos más emocionantes, escalofriantes, y también tristes de la ciudad. Botas de trabajo de hombre, mocasines de hombre de negocios, tacones de mujer, zapatos de niños, etc. Son 60 pares de zapatos de hierro a tamaño real construidos en memoria de los judíos asesinados durante el espantoso periodo de la historia del Holocausto. Su localización se debe a que los fusilamientos nazis se realizaban ahí. En ellos también puedes encontrar piedras siguiendo la tradición judía, además de flores y velas.

 

Zapatos Danubio
Monumento Zapatos Danubio

 



11. Ópera Nacional Húngara

 

De la época del Imperio austrohúngaro y de estilo neorrenacentista, se dice que este edificio tiene una de las mejores acústicas del mundo. Aunque no es tan espectacular como la de Viena, la Ópera de Budapest es impresionante. Además, si eres fan del género, para ti será imperdible asistir a un espectáculo. A nosotros, desgraciadamente, nos pilló en obras.

 

 

12. Mercado Central de Budapest

 

Se trata del mercado cubierto más grande de Hungría. Es una gran oportunidad para conocer un poco la cultura de este país, donde comprar souvenirs (aunque no es el lugar más barato), y algunos productos locales como el pimentón.

 

 

13. Puente de la Libertad

 

Otro de los muchos puentes que cruzan el Danubio y conectan los distritos de Buda y Pest, concretamente conecta el Mercado Central con la Colina Gellért y el Hotel Gellért. Destaca por su elegancia, el color verde y las esculturas del ave húngara mitológica «turul» en sus picos. Las mejores vistas al puente se consiguen desde la estatua de San Esteban I en la colina Géllert, frente a una pequeña iglesia construida en la roca (Sziklatemplom).

 

 

14. Citadella, Colina Gellért

 

La Ciudadela o Citadella es una fortaleza que fue construida en la cima de Colina Gellért por los Habsburgo como punto estratégico de control de Buda y Pest. Posee la Estatua de la Liberación para celebrar la victoria de los soviéticos en la toma de Budapest durante la Segunda Guerra Mundial.

 

 

Es el mejor lugar para obtener vistas a la ciudad. Además, por 1,20Ft (no llega ni a 1€), podrás visitar un búnker de la Segunda Guerra Mundial con estatuas de cera representando determinadas escenas. Te recomendamos subir andando por los senderos e ir para ver el atardecer y la vista nocturna de la ciudad.

 

 

15. Avenida Andrássy y Váci Utca

 

Aquí te presentamos las dos calles más importantes de Budapest, siendo Avenida Andrássy Patrimonio de la Humanidad. Andrássy es un calle con mucho glamour donde encontrarás la Ópera, tiendas como Gucci o Michael Kors, el museo nazi Terror Haza, el famoso cruce de Oktogon, y al final, la Plaza de los Héroes. A ambos lados podrás observar embajadas y lujosas mansiones con fachadas decoradas como si fuese de papel pintado. Eso sí, sin perder esa esencia decadente y «sucia» que caracteriza a la ciudad. Con sucia nos referimos a que los edificios no se ven con unos colores tan claros y vibrantes como por ejemplo en Viena, pero esto no nos parece algo malo porque le da un toque interesante a Budapest.

Váci Utca es una calle peatonal también muy elegante y bastante turística. Va desde la Plaza Vörösmarty hasta el Mercado Central.

 

 

16. Isla Margarita

 

Si necesitas una tarde de relax, lo mejor que puedes hacer es ir a tumbarte en el césped de los parques de Isla Margarita, y disfrutar de un picnic rodeado de flores. Una forma divertida de recorrerse la isla es a través de un tándem o una bici que alquilan a la entrada de la isla. Podrás encontrar algunas ruinas medievales y ermitas. Se accede a través del Puente Margarita ya sea por la zona peatonal o en tranvía.

 

Isla Margarita
Isla Margarita

 

 

17. Palacios de Klotild y Puente de Isabel

 

Se trata de dos edificios gemelos históricos, dos palacios a ambos lados de la calle que cruza hacia Buda por el Puente de Isabel. Su conjunto constituye una foto de postal. Una pena que los pillásemos en obras. Cabe a destacar, que estos edificios fueron los primeros de Budapest en instalar un ascensor.

 

Klotild Palota
Klotild Palota

 

 

18. Plaza de la Libertad

 

Nombramos esta plaza por 4 razones: por el monumento Memorial Heroico Soviético en el centro de la plaza, el Monumento a las Víctimas de la Ocupación Alemana, las vistas a la cúpula del Parlamento por la calle Vécsey, y por una inesperada estatua de Ronald Reagan. En esta plaza se encuentra la embajada de EEUU y el Banco Nacional de Hungría. La explicación que tiene la estatua de Ronald Reagan fue, según un ministro húngaro, que Reagan acabó con el sistema comunista anti-libertad de los soviéticos. Tiene gracia porque se sitúa cerca de un monumento de enaltecimiento de los soviéticos, lo que da una clara referencia de la Guerra Fría que se ve que aún perdura.

 

Plaza de la Libertad
Plaza de la Libertad

 

 

En la parte sur de la plaza está el Monumento a las Víctimas de la Ocupación Alemana, construido en memoria de de todos aquellos que perdieron la vida durante la invasión nazi de Hungría durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, es un icono muy controversial sobre todo para la comunidad judía, pues el monumento absuelve al estado húngaro de su colaboración con los nazis en el Holocausto. Es más, se pueden ver numerosas pancartas en protesta. Es una bonita escultura del Arcángel Gabriel, sujetando el símbolo nacional de Hungría (cruz de la corona del rey Esteban I), siendo atacado por un águila (la Alemania Nazi) que en su pata pone 1944 (fecha de la invasión).

 

Monumentos Víctimas Ocupación Alemana
Monumentos a las víctimas de la ocupación alemana

 




19. Plaza de Isabel y Budapest Eye

 

Aunque todos tengamos en mente el icónico London Eye, en Budapest también existe una noria bastante grande (aunque no tanto como la de Londres). El Budapest Eye se encuentra en la Plaza de Isabel, cerca de la Basílica de San Esteban (casi donde empieza Andrássy) y del Puente de las Cadenas. Subirse a la noria puede ser una forma divertida de ver la ciudad desde lo alto.

 

Budapest Eye
Qué ver en Budapest: Budapest Eye

 

 

20. Modernismo o Art Nouveau en Budapest

 

Por último, teníamos que mencionar una de las corrientes artísticas que portan bastantes de los edificios de Budapest. Algunas cosas interesante del estilo Art Nouveau son el Museo de las Artes Aplicadas y sus preciosos tejados, la Antigua Caja Postal de Ahorros de Budapest, y el Palacio Gresham (Four Seasons Hotel), que está frente el Puente de las Cadenas.

 

 

👉 Qué hacer en Budapest

 

Disfrutar de su gastronomía

 

No habrás conocido la cultura húngara sin haber probado su gastronomía. La comida en general es bastante especiada. Los principales platos que tienes que probar sí o sí son:

 

Gulash. Es un estofado de carne con patatas, zanahoria, cebolla y pimiento especiado. Destaca, sobre todo, el pimentón y dependiendo de quién lo prepare, puede estar más o menos picante. No gustó el que preparan en el restaurante Menza 🔗 (o Menza Étterem és Kávézó), muy buen emplatado.

 

Gulash
Plato de Gulash

 

 

Kürtóskalács o pastel chimenea, nuestro favoritísimo. Nos gustaron los que ponían en un puestecito que está en una pequeña placita 🔗 frente el arco que se muestra en la imagen, concretamente está frente la Városháza tér. Allí también hay una estatua de la Emperatriz Sissi. En este puesto tienes la opción de poner helado en el pastel.

 

 

Lángos. Se trata de pan frito sobre el que se pone el topping deseado, como si fuera una pizza. Aunque el original es con crema agria y queso. Nosotros recomendamos los que hacen en Retró Lángos Budapest 🔗. En el Mercado Central lo podrás encontrar en su versión dulce.

 

Langos
Comida típica de Budapest: Langos

 

 

 

 

Tomar algo en Ruin Pubs

 

Los Ruin Pubs son famosos por la loca decoración de los locales. Surgen de acuerdos de alquileres muy bajos para aprovechar antiguos edificios y apartamentos abandonados que se iban a demoler.

 

El más famoso en Budapest es Szimpla Kert, en el corazón del barrio judío. De aspecto ruinoso y sobrio, contrasta con alocadas ideas de ornamentación como por ejemplo un coche, bicicletas, espejos, bañeras, bolas de discoteca, pegatinas, grafitis, señales de tráfico, banderas, etc. Es un local alternativo con muchas salas interiores e incluso al aire libre donde podrás tomarte una cerveza, un coctel, fumar cachimba, cenar hamburguesas, asistir a conciertos, etc. Tiene un ambiente cool y diferente que convirtió este pub en uno de los atractivos de la noche de la ciudad. Eso sí, la música que ponen es muy alternativa y la fiesta en Hungría es muy diferente a la de España. El local cierra a las 4 de la mañana.

 




Visitar museos y espectáculos en la Ópera

 

Si dispones de bastante tiempo y te gusta visitar museos, la ciudad dispone de varios a los que puedes acudir. Los más reseñables son la Casa del Terror (Terror Háza), Hospital de la Roca, Museo Nacional Húngaro, Museo Etnográfico, Museo de Bellas Artes, y la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest ambos en el Castillo de Buda. También, podrás disfrutar de espectáculos de ópera o ballet en la Ópera Nacional Húngara.

 

Museo Nacional Húngaro
Museo Nacional Húngaro

 

 

La Casa del Terror es uno de los museos que no puedes perderte. Si vas pocos días a Budapest, es un punto prescindible. Se encuentra en Avenida Andrássy y contiene una exposición permanente relacionada al régimen fascista y comunista de Hungría, y el Holocausto. Mucha de la información del museo está en húngaro, aunque tienen hojas en inglés y se pueden alquilar audioguías en varios idiomas. Esta prohibido hacer fotos en su interior. Una curiosidad es que la cornisa del edificio, cuando da la luz a cierta hora de la mañana, refleja en la fachada la palabra «Terror».

 

Terror Haza
Museo: Terror Haza (Casa del Terror)

 

 

Ver Budapest de noche

 

Una de las noches de tu viaje tienes que ir a orillas del Danubio para ver los puentes iluminados, es todo un espectáculo. También, es obligatorio ir al Bastión de los Pescadores al atardecer para ver Budapest con los últimos rayos de sol y después, la ciudad iluminada. Especial atención al Parlamento, iluminado con miles de bombillas. Si te interesa, atrévete a conocer Budapest de noche 🔗 con este tour de Civitatis.

 

 

Ir al Memento Park

 

Se trata de un museo del comunismo húngaro al aire libre que se encuentra a las afueras de la ciudad. Es una colección de 42 estatuas originales, propias del régimen soviético, que se creó al retirarlas de distintos puntos del país y después, llevarlas a un punto en lugar de destruirlas. Es importante que las cosas no caigan en el olvido para aprender de la historia, por lo que fue una gran idea crear este parque. Un ejemplo de la propia ciudad de Budapest es la Estatua del Ejército Rojo, que fue retirada de Colina Gellért y fue llevada a este parque. La entrada cuesta 1500 Ft, unos 5€. Para llegar, puedes coger un bus que sale desde Deák Ferenc, o desde Kelenföld.

 

 

Visitar las ruinas romanas de Aquincum

 

Como explicábamos al principio del post, Aquincum fue una antigua ciudad romana que dio o origen a la actual Budapest. Las ruinas de esta ciudad están un poco alejadas de la ciudad, pasando Isla Margarita. Podrás caminar entre ruinas de antiguos templos y otros restos arqueológicos. La entrada al recinto es de 1900 Ft o 1300 Ft según la época del año, unos 4-5€.

 

 

Excursiones cerca de Budapest

 

Si viajas con suficiente tiempo, puedes dedicar un día o medio día para irte de excursión a algún lugar cercano. Debido a la proximidad de Budapest con otras ciudad y la buena conexión en transporte público, es bastante típico que a un viaje a Budapest se le sumen otras visitas ya sea a otras ciudades más grandes como Viena o Praga (lo que requeriría más tiempo), o algunos destinos más pequeños. Por ejemplo, Bratislava, la capital de Eslovaquia.

 

Lo más interesante y lo que merece más la pena visitar, bajo nuestro punto de vista, es su casco antiguo. Se recorre en un par de horas o tres. Tranquilamente puedes tomarte algo en las terrazas de los comercios, hay mucho ambiente. Es un lugar típico de cerveza y despedidas de soltero/a. Lo mejor que puedes hacer para conocer Bratislava es pasear a pie y recorrer cada rincón. Sin embargo, los puntos más interesantes son:

 

– Castillo de Bratislava.

 

– Puerta de San Miguel, la única puerta que se conserva de las fortificación medieval de Bratislava.

 

– Iglesia Azul o Iglesia de Santa Isabel.

 

– Ayuntamiento Viejo o Stara Radnica.

 

– Catedral de San Martín.

 

– Murallas de Bratislava.

 

– Escultura de Cumil (el que se asoma por una alcantarilla).

 

– Puente UFO.

 

– Palacio del Primado y la Sala de los Espejos.

 

 

Otro itinerario bastante común es la visita de Esztergom, Visegrád y Szentendre por el Danubio. En Esztergom se encuentra la mayor catedral de Hungría, y en Visegrád un castillo. Szentendre enamora por sus pintorescas calles. Puedes reservar la excursión 🔗 a estos tres puntos con Civitatis o directamente pinchando en el enlace anterior.

 

 

Bañarse en el Lago Balaton

 

El Lago Balaton es la playa de Hungría. En verano, aunque no tan caluroso como en España, se agradece un agradable baño en sus aguas, aunque también es una zona ideal para la navegación u otros deportes acuáticos como windsurf, y visitas rurales. Por la zona también hay algunos pueblos interesantes como Tihany, Keszthely, Balatonfüred o Veszprém. Para llegar al lago desde Budapest es posible en tren desde la estación Deli o Keleti.

 




Visitar el Versalles húngaro: el Palacio de la Emperatriz Sissi

 

Otra actividad interesante es visitar el palacio de la conocidísima Emperatriz Sissi. De estilo barroco, este palacio se encuentra en la ciudad de Gödölló. Aunque a nosotros no nos parece un palacio muy especial, puede que a alguien si le interese. Ofrecen algunas excursiones al Palacio de Gödölló 🔗 desde Budapest como esta anterior de Civitatis.

 

 

Viajar a otras ciudades

 

Como decíamos antes, Budapest está muy cerca de otras ciudades como son Viena y Praga. Desde las estaciones de Népliget o Kelenföld puedes ir en bus en poco tiempo a alguna de estas capitales. Es una forma económica de visitar otra ciudad y menos contaminante que el avión. Eso sí, te tomará más días de viaje si quieres ver en profundidad otro destino además de Budapest. Otra forma de ir es en tren, la mayoría de ellos salen de la estación Budapest-Keleti aunque también está la estación Budapest-Ferencváros.

 

Palacio Belvedere
Palacio Belvedere, Viena

 

 

👉 ¿Cuántos días se necesitan para ver Budapest?

 

Obviamente, de cuanto más tiempo se disponga, conocerás mucho mejor la ciudad. Esto depende del ritmo de cada uno. Nosotros pensamos que mínimo se requieren 3 días para invertirlos sólo en la ciudad sin contar con otras actividades. Sin embargo, lo ideal serían 4 días para ir con tranquilidad y hacer alguna que otra actividad como visitar Bratislava una mañana. Como ya sabéis, para optimizar y economizar en tiempo y dinero, estudiadlo todo bien y preparad un planning de visita.

 

 

👉 Cuándo visitar Budapest

 

Esta ciudad cambia mucho dependiendo de la época del año. Es una experiencia totalmente diferente el verano del invierno. En invierno Budapest se llena de luces y mercadillos navideños dándole a la ciudad otro espíritu. ¡Nosotros estamos deseando ir por Navidad! Sin embargo, los inviernos en esta parte de Europa son muy fríos. Por otra parte, el verano tiene unas temperaturas mucho más agradables que las del verano español. Cierto es que habrá más turistas en verano, sobre todo en agosto. Mayo, junio y septiembre puede que sean los mejores meses para viajar a Budapest.

 

 

👉 Florines, la moneda húngara. Dónde cambiar dinero

 

Algo que te interesará saber es que la vida en Hungría es algo más barata que en España (aunque tampoco mucho más barata). Sin embargo, deberás tomar algunas precauciones con el cambio de moneda. Aquí te las exponemos y podrás decidir dónde cambiar dinero.

 

Aunque Hungría va a adoptar pronto el euro, mientras tanto la moneda es el florín húngaro del que existen monedas (de 5, 10, 20,50,100 y 200) y billetes (500, mil, 2mil, 5mil, 10mil y 20mil). Para hacer cuentas rápidas, 400 Ft son 1€ aproximadamente (1,11€). Existen lugares en los que aceptan el euro como moneda de pago, pero puede ser una desventaja porque el cambio que puedan hacer seguramente sea desfavorable y pierdas dinero, o pueden incluso timarte. Las monedas de florines son muy parecidas a los euros y se confunden fácilmente, así que te recomendamos que siempre pagues en florines. También puedes pagar con tarjeta, pero vigila las comisiones y avisa a tu banco para que no bloqueen tu tarjeta cuando detecten un pago en el extranjero.

 

Ya que te hemos recomendado cambiar dinero, seguramente te surja la siguiente duda: ¿y dónde es mejor cambiar euros a forinto/florines húngaros? Bueno, pues esto depende de cada opción que se ofrezca y que tendrás que comparar. Existen 4 opciones: en bancos españoles, bancos húngaros, en el aeropuerto, o en casas de cambio. ⚠️ SIEMPRE realiza cambios en lugares autorizados ⚠️. Si vas a llegar tarde a Budapest, posiblemente sea mejor llevar el dinero ya cambiado aunque los taxis que puedes coger a la salida del aeropuerto creemos que se pueden pagar con tarjeta. Si coges el bus, tendrá que ser seguramente con florines.

 

Cambiar dinero en España y en los aeropuertos son la peor opción debido a las comisiones. Las casas de cambios en las calles más turísticas o en estaciones también son mala opción. Nosotros decidimos cambiar dinero en un banco en la plaza de Oktogon. Hay varios bancos en el centro de Budapest donde no te cobran comisión por sacar.

 

Ah, y no te asustes cuando veas la cuenta de algún restaurante. En Hungría ya viene incluida la propina en el recibo.

 

 

👉 Cómo moverse por Budapest

 

Para empezar, volar a Budapest es bastante económico. Muchas aerolíneas low-cost son las que operan. Las típicas aerolíneas que vuelan son RyanAir y WizzAir, la cual no es muy de nuestro agrado pero al menos es barata. Son vuelos directos (sin escalas). En cuanto a documentación, sólo necesitarás el DNI ya que Hungría está dentro de la zona Schengen.

 

Salir de la terminal del aeropuerto es bastante fácil pues viene señalizado por líneas en el suelo el recorrido hacia la salida (zona de buses y taxi). Para ir del aeropuerto al centro, lo más económico es coger el bus, 900Ft que son casi 3€. El bus para en Kálvin tér y Deák tér, dos lugares muy céntricos desde donde podrás moverte hasta tu destino. En nuestro caso, tuvimos que coger taxi porque perdimos el último bus que pasa a las 00:30. Al salir de la terminal, a mano izquierda están las taquillas para pedir un taxi. El precio es por kilómetro y va en función de las diferentes zonas que atraviesa. Es una opción un poco más cara. Además, tenemos que decir que nuestra experiencia con la conducción húngara nos dejó un poco impactados.

 

En cuanto a moverse dentro de la propia ciudad, nosotros recomendamos patear. Es la mejor forma de conocer una ciudad y todos sus detalles, además de ahorrar un dinerillo. Sin embargo, es imprescindible utilizar el metro, pues es uno de los más antiguos del mundo y muchas de sus estaciones son muy bonitas. Están casi a pie de calle, es bastante impactante.

 

Metro de Budapest
Metro de Budapest

 

 

Otra opción es utilizar el tranvía, Muchos cruzan los puentes o circulan a orillas del Danubio como los de la línea 2 (lado de Pest) o la línea 19 (lado de Buda).

 

 

A nosotros nos enamoró esta ciudad, ¿estás preparado para descubrir todo lo que ofrece?

 

 

👉 Otros post que te pueden interesar

 

Si quieres conocer otros países te proponemos recorrer Sicilia en 8 días, otro país por visitar puede ser Alemania en su preciosa región la Selva Negra. Otra de las islas más bonitas que hemos podido visitar es Madeira, una isla llena de agua y flora. 

 

 

¿Buscas hotel en Budapest?

 



Booking.com

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.