Piazza del Duomo
Italia,  Europa

Qué ver en Catania, la ciudad volcánica

A los pies del imponente volcán Etna encontramos una ciudad que ha sobrevivido a numerosos terremotos y erupciones. Catania es una ciudad que reúne una excelente gastronomía, monumentos, iglesias, castillos, playas y grandes parques. Todo ello sumado a su fantástico ambiente nocturno e infinidad de cosas que hacer, la convierten en uno de los lugares imprescindibles que visitar en Sicilia. Hoy os traemos la segunda ciudad más grande de la isla, os presentamos qué ver en Catania en un día

👉 Qué ver en Catania

 

Si algo nos gusta de Catania es que verdaderamente ofrece algo para todo el mundo, por eso hemos querido dedicarle un artículo en concreto dentro de nuestro viaje a Sicilia en 8 días. Nosotros visitamos la ciudad un único día, pero sinceramente, sí que recomendamos dedicarla mínimo dos días. 

 




 

Piazza del Duomo

 

Ubicada en el centro de la ciudad, y siendo la plaza desde dónde salen las calles principales, la Plaza del Duomo es un amplio lugar que alberga la Catedral de Catania, que está dedicada a la patrona de Catania Santa Ágata. El edificio ha sido restaurado en multitud de ocasiones debido a la cantidad de terremotos que ha sufrido la ciudad a lo largo de la historia. Su fachada actual esta construida en mármol blanco y es del periodo Barroco Siciliano. En nuestra visita tuvimos la suerte de que coincidiéramos con la festividad de la patrona, por lo que pudimos ver el centro decorado, el interior de la catedral llena de fieles rindiendo homenaje a su patrona, y por su puesto pudimos vivir parte de la gran fiesta. En su interior visitamos la sepultura del compositor Vicenzo Bellini.

 

Piazza del Duomo
Plaza del Duomo de Catania

 

 

Fuente del Elefante

 

La Fuente del Elefante es el símbolo de la ciudad de Catania. Se encuentra presidiendo la Plaza del Duomo y esta hecha a base de basalto negro. Su origen data de la época de la invasión Cartaginesa, quienes introdujeron este animal en la ciudad. En 1239 la estatua del elefante se nombró símbolo de Catania. Una de nuestras teorías favoritas es  la que cuentan los locales, quienes dicen que el elefante fue colocado para la protección de la ciudad frente a las erupciones del Etna. 

 

Fuente del Elefante
Piazza del Duomo
Elefante de Catania

 

Badia Sant´Agata

 

Esta pequeña iglesia se encuentra al lado del Duomo. Puedes acceder a su azotea a través de una estrecha escalera de caracol. Aunque no es un lugar muy apto para los claustrofóbicos, la vista de 360º sobre los tejados de la ciudad es una gran recompensa, sobre todo para observar la puesta de sol.

 



Mercado del pescado

 

En pleno casco histórico, justo detrás de la Catedral de Catania, se esconde «La Pescheria«, el mercado de pescado de Catania. Este mercado histórico si por algo lo tenemos que caracterizar, como no podía ser menos en Sicilia, es un ruidoso y caótico lugar con los comerciantes tratando de vender sus productos a voces. Al amanecer, los locales acuden para la compra del pescado fresco que después prepararán en los diferentes restaurantes de la ciudad. Aquí verás multitud de especies desde calamares a erizos de mar. Es una buena forma de empezar la mañana viendo los coloridos peces recién llegados del mar, los diferentes olores y sonidos de esta tradición.

 

Mercado del pescado de Catania
Mercado del pescado de Catania

 

 

Centro histórico de Catania

 

Caminar entre las calles de Catania es toda una experiencia. Quizás os pueda dar la sensación de sucia, pero ni mucho menos. Dejando a un lado los malos modales de la gente, la verdad que la suciedad percibida es debido a la cercanía al Volcán Etna, pues es un volcán activo y la ciudad se asienta en las cercanías. Dicho esto, caminar por el centro es una maravilla, eso sí en verano puede ser un horno. Recomendamos llevar un calzado que aísle bien los pies y caminar lejos de las paredes, pues se calientan mucho. Las calles del centro son cada cual más curiosa, una de ellas está repleta de paraguas de colores. Se trata de la Vía Etna, una de las calles principales de la ciudad con el Etna de fondo. En general hay un gran ambiente en toda la ciudad y hemos de decir que nos encantó.

 

Piazza del Duomo
Piazza del Duomo

 

 

Vía Santa Filomena y Vía Gemmellaro son otras de las calles importantes de la ciudad, y como no podía ser de otra manera debemos de incluirlas. Son dos excelentes opciones a la hora de cenar, pues el ambiente, la cálida luz y las enormes terrazas son lo que caracterizan estas dos calles. Es una zona en la ciudad en la que se ve que los jóvenes sicilianos se reúnen.

 

 

 

 

Anfiteatro Romano de Catania

 

El Anfiteatro Romano de Catania es uno de esos edificios que nos encontramos por casualidad andando por la ciudad. Se encuentra en la Piazza Stesicoro, y por desgracia, actualmente se encuentra cerrado y no se puede visitar, pero a pie de calle puede verse. Se dice que la mayor parte del anfiteatro se encuentra debajo de los edificios colindantes y que podría ser más grande que el Anfiteatro de Roma. Vosotros que opináis, ¿merecería la pena desenterrarlo?

 

 

 

Villa Bellini

 

Este precioso parque situado en uno de los laterales de la arteria principal de Catania (Vía Etna) data del 1700. Es el parque más antiguo, grande e importante de la ciudad de Catania. Puedes descansar en sus jardines, alejarte del agobiante calor e incluso comprar algo para cenar y contemplar el volcán de fondo. Alberga numerosas fuentes, varios senderos y estatuas de celebridades de la ciudad.

 

Vincenzo Bellini
Gruta de la Ermita
Villa Bellini Catania

 

Castello Ursino

 

El Castillo de Ursino es una fortaleza que data del siglo XII, la Alta Edad Media. Fue construido como Castillo Real del Reino de Sicilia con fines defensivos. Se cuenta que el castillo se ha movido de su ubicación original y antes de que nos toméis por locos, realmente lo ha hecho. Originalmente se situaba en una colina rodeada por un acantilado con vistas al mar, pero en 1669 tras una gran erupción del Volcán Etna, cambió por completo el paisaje de la zona. Ríos de lava rodearon el castillo pero este salió airoso sin ningún tipo de daño. Las zonas aledañas fueron arrasadas y el paisaje cambió drásticamente. Hoy en día se encuentra en una de las zonas residenciales de Catania, alejado a 1 kilómetro del mar, ¿no es alucinante?

 

Castillo de Ursino
Castillo de Ursino, Catania

 

 

El Castillo es visitable y en él se encuentra un enorme museo con varias colecciones. El precio de la entrada es de 12€, un tanto excesivo a nuestro parecer. Lamentablemente no pudimos acceder ya que no nos daba tiempo a recorrerlo antes de su cierre. Quedará pendiente para nuestra próxima visita a Sicilia.

 

 

Vía Crociferi

 

Una de las calles mas antiguas de Catania alberga nada mas y nada menos que cuatro iglesias barrocas en un lapso de 200 metros, es por eso que también se la conoce como la Calle de las Iglesias. Construida en el siglo XVIII también acoge numerosas villas, hacen de esta calle todo un símbolo de la arquitectura de Catania. Todas ellas son visitables, pero sin duda la que es de obligatoria visita es la Iglesia de San Benedetto, dónde podréis alucinar con sus frescos y sus adornos en dorado.

 



Monasterio Benidictino

 

El Monasterio Benidictino de Catania es otro de los edificios más emblemáticos e importantes, Patrimonio Mundial de la UNESCO y el segundo más grande se su tipo. Su combinación de blancos y grises hacen una preciosa combinación. En una zona del monasterio se aloja parte de la Universidad de Catania, todo un privilegio poder estudiar ahí.

 

Interior Monasterio de Catania
Universidad de Catania
Fachada Monasterio de Catania

 

Iglesia de San Nicolo lÁrena

 

Sin lugar a dudas la iglesia más grande de Catania y Sicilia, cuando nos referimos a grande, decimos muuuuuuuuuuy grande. Se comenzó a construir en 1500 sobre una acrópolis griega y combina multitud de estilos arquitectónicos. Su fachada nunca llegó a finalizarse por ello lo desigual y curioso de su apariencia. Si quieres visitar esta iglesia se encuentra detrás del Monasterio Benidictino.

 

Iglesia de San Nicolo lÁrena
Iglesia de San Nicolo lÁrena

 

 

Teatro Romano de Catania

 

El teatro fue construido en el siglo II d.c. sobre otro edificio del siglo I d.c. Se empleó la roca de lava del volcán Etna y se decoró con mármol y estatuas, que desaparecieron para emplearse en la construcción de la Catedral de Catania. Se piensa que su parte superior pudo ser como el teatro de Taormina. Su capacidad fue de 5000 personas y junto al edificio principal se encontraba el Odeón, otro edificio más pequeño dedicado a practicar las obras para después representarlas en el teatro.

 

 

 

 

👉 Catania en un día

 

Ahora que conoces los monumentos y puntos turísticos más importantes, te contamos como fue nuestra ruta por la ciudad de Catania. Le dedicamos un día entero, combinando Catania con el Volcán Etna. Le dedicamos nuestro quinto día, de los 8 días en Sicilia. Si no has leído el artículo de Sicilia al completo, te invitamos que entres en este enlace.

 

Después de cenar en Siracusa pusimos rumbo al apartamento en Catania, la verdad que muy limpio y acogedor. Se encuentra a las afueras de la ciudad y esta al lado de un amplio aparcamiento gratuito, ideal para no romperse la cabeza buscando sitio. Tras instalarnos preguntamos al casero sobre opciones de aparcamiento y transporte para el día siguiente, pero no conseguimos que ninguno nos cuadrara. A dormir que mañana toca andar.

 




 

 

Comienza nuestro quinto día en la isla y nos espera nuestra excursión en 4×4 por el Volcán Etna. Habíamos quedado con el guía a las 8.00 en la Piazza Martiri della Libertà, desde donde dio comienzo el tour. Compartimos coche con otras dos personas, con un guía que nos hablaba en castellano y a ellos en inglés, aunque lo entendíamos bien. El viaje hasta el primer punto duró unos 30 minutos, aunque Kevin, nuestro guía, nos amenizó bastante el trayecto. La primera parada la hicimos en una cantera, donde explicaron los procesos por los que pasa la roca volcánica y como se extrae, los usos que se le da (principalmente souvenirs) y los problemas que sufría el sector por el alto coste de producción.

 

Cantera volcán etna
Cantera Etna

 

 

Continuamos ascendiendo y nuestra segunda parada la realizamos frente a una antigua vivienda de los años 80, la cual había sufrido los estragos de una de las tantas erupciones del Etna. Sólo queda visible el techo y si nos acercamos, siempre con cuidado, se puede ver alguna de las estancias interiores, por un agujero. En esta zona fue el primer ensayo en el que se intentó desviar una erupción volcánica, obviamente sin resultado. Llegamos al Refugio Sapienza, campamento base para todo turista en el que hay tiendas de regalos, baños, cafeterías… A partir de aquí hay que continuar a pie. Desde este punto se accede al teleférico del Etna para subir unos metros más, lo cual nos desaconsejó el guía por su alto precio y porque no veríamos nada especial, sólo cambia la visual por estar poco más elevados. Esta zona es la de más afluencia de turistas.

 

Casa destruida
Casa destruida

 

 

Visitamos varios cráteres de las diferentes erupciones, podemos decir que nos hicimos fotos dentro de un cráter de un volcán, quien nos lo diría. Ya en descenso, fuimos a un túnel de lava en el que aún quedaba nieve (a mediados de mayo). Luego visitamos el Monte Calanna, lugar en el que sí se consiguió desviar una de las coladas del Etna, salvando una de las poblaciones cercanas. Se empleó maquinaria pesada y dinamita, para guiar la lava y evitar otra catástrofe. Como curiosidad nos llevaron a ver una casa en la que la colada se había quedado a escasos 5 metros. ¡¡Eso sí que es tener suerte!!

 

Túnel de lava
Foto en Cráter

 

Para acabar nuestro recorrido nos llevaron a una cata de diferentes productos del Etna tales como aceite, vino, diferentes tipos de miel… ¡es una muy buena opción para adquirir algún recuerdo o regalo! De vuelta a Catania, tocaba buscar un sitio para comer. El lugar que escogimos se llama Flumen Ristorante, de precio medio-elevado, comimos Arancini Volcánico, el mejor que hemos probado en la isla, junto Maccheroncino Siciliano fuori Norma un plato de pasta de sabor increíble.

 

 

 

Comenzamos la tarde en la Plaza de San Francisco d´Assisi, dónde se encuentra la Iglesia de San Francisco d´Assisi, la Escuela de Lengua y Cultura Italiana y un gran monumento al Cardenal Dusmet. Continuamos por la Via Vittorio Emanuele  II hasta la plaza del Duomo dónde visitamos la Catedral de Catania, muy masificada ya que justo fuimos el día en el que se celebraba Santa Ágata. Con toda la afluencia de público no pudimos pararnos en exceso, pero merece la pena entrar a visitarla. Es de acceso gratuito. En la misma Plaza del Duomo, encontramos la famosa Fuente del Elefante, uno de los símbolos de la ciudad de Catania.

 

 

 

Subiendo la Vía Etna, una de las calles más céntricas y famosas, los días que está despejado, puede verse el volcán Etna al fondo. Llegamos a la Plaza de la Univeridad, dónde se encuentran la Universidad de Catania y el Palazzo San Giuliano. Caminando en dirección al Etna, llegamos a la Piazza Stesicoro. Rodeada por palacios e iglesias, alberga parte del Anfiteatro Romano de Catania que si se propusieran desenterrarlo entero, deberían derrumbar los edificios colindantes.

 




 

Nuestra ruta sigue hacia el Monasterio de los Benedictinos de Catania, en el que se pueden visitar las diferentes estancias, su precioso claustro y los restos de la lava que amenazó a este edificio. Actualmente, acoge parte de la Universidad de Catania. Muy cerca del monasterio se encuentra el Teatro Romano de Catania del siglo II, uno de los mejor conservados de los que hemos podido visitar. También, se puede visitar el Odeón Romano, aunque mucho más desgastado. Esta construcción, que era empleada para competiciones de canto y para ensayar las funciones del teatro, sigue resistiendo el paso de los siglos. El precio de entrada general es de 5€.

 

Restos de escultura
Odeon Romano de Catania
Teatro Romano
Teatro Romano de Catania

 

 

Por último nos acercamos a conocer el Castillo de Ursino, un castillo que originalmente se encontraba en la costa pero que, tras las continuas erupciones del volcán Etna, se haya a 1 kilómetro. Tras recorrer pequeñas calles y disfrutar de los diferentes edificios del centro, decidimos conocer Aci Castello.

 

 

 

Aci Castello es un pueblo pesquero situado a 15 minutos en coche de Catania. Posee un pequeño castillo normando parcialmente derruido, situado en un escarpado peñón, rodeado de unas preciosas aguas turquesas. Recomendamos la visita al atardecer, tiene un paseo marítimo que brinda vistas al castillo desde diferentes puntos y un buen ambiente para cenar tranquilamente.

 

 

 

🚎 Excursiones desde Catania

 

Volcán Etna 🌋

 

Sin lugar a dudas estando en Catania no nos podemos ir sin visitar el Volcán Etna, ¿cuantas veces puedes decir que has estado visitando un volcán activo? A nosotros nos pareció una experiencia muy enriquecedora y sobre todo nos hizo recordar lo diminutos que somos comparado con las fuerzas de la naturaleza.

 

Erupción Etna
Erupción volcán Etna

 

 

Aci Castello

 

A escasos 15 minutos de Catania, Aci Castello es uno de los pueblos pesqueros que hay que visitar. Recorrer su paseo marítimo, visitar el castillo normando sobre el peñón o darse un baño en sus aguas azul turquesa.

 

Aci castello
Aci Castello

 

 

Taormina

 

La ciudad de Taormina es conocida como el paraíso en la tierra. La combinación de colores y vistas la convierten en un verdadero lugar de ensueño. Podrás conocer su Teatro Romano con vistas al Etna y al mar, recorrer el centro de la ciudad o bajar una larga escalinata hasta llegar a la playa y allí, visitar Isola Bella.

 

Sicilia
Taormina

 

 

Siracusa

 

Siracusa es una de las ciudades más visitadas en Sicilia y se encuentra a 50 minutos en coche de Catania. Desde su Parque Arqueológico de Neápolis, hasta su preciosa isla de Ortigia, tendrás multitud de planes para hacer, pero si dispones de poco tiempo te recomendamos que te centres en estos dos sitios que te hemos mencionado.

 

 

 

🍽️ Comer en Catania

 

Como toda la gastronomía italiana es casi imposible encontrar un plato que no este delicioso y la gastronomía tradicional de Catania no tiene nada que envidiar a otros lados del país. En nuestro día y medio decidimos probar los platos típicos de la ciudad y esto es lo que comimos:

 

 

Pasta a la Norma

El plato estrella de Catania no puede ser otro que la Pasta a la Norma, este plato fue creado para homenajear a «Norma» una ópera del ilustre compositor Vincenzo Bellini. Este delicioso plato se compone de una base de pasta a la que se le añade tomates frescos, ricotta rallada salada y mucha berenjena frita. ¡Nos encanta!

 

Pasta a la Norma
Pasta a la Norma

 

 

Arancino Catanese

Es el plato más conocido de la comida siciliana y que se puede encontrar en cualquier esquina de la isla. Se elabora a base de una bola de arroz rellena de caldo de carne, empanada y frita. Existen muchas variantes en el relleno y en el rebozado, en este caso probamos el Arancini Volcánico.

 

Arancini Volcánico
Arancini Volcánico

 

 

Pizza a la Norma

Pizzas hay mil, de mil sabores y de mil colores, pero encontramos una variante que nos llamó tanto la atención y de la que no nos pudimos resistir. Pizza a la Norma es una pizza a la que se le añaden los ingredientes de la Pasta a la Norma, es decir, una pizza de tomate, queso ricotta y berenjena frita.

 

Pizza a la Norma
Pizza a la Norma

 

 

 

 

🏨 Alojamiento en Catania

 

Como en el resto del viaje a Sicilia, escogimos el modelo Bed and Breakfast (cama y desayuno) como forma de alojamiento. En este caso nos alojamos en Casagioieni, un apartamento con baño privado y una gran habitación con una cama de matrimonio y otra cama de una sola persona. Nos gustó mucho, lo único que el desayuno nos lo dejaban en la neverita y eran unas galletas, algún bollo y zumos, todo comprado. La zona no estuvo nada mal y es bastante cómodo de llegar asique si no buscas lujos, te recomendamos el sitio.

 



👉 Dónde aparcar en Catania

 

Como ya sabéis, aparcar en las grandes ciudades es un verdadero quebradero de cabeza. Pero no os preocupéis que nosotros os recomendamos un par de sitios que os van a venir de lujo. Si vuestra idea es recorrer el centro histórico de Catania, la mejor opción es dejar el coche cerca de la Piazza Martiri della Liberta. En la gran avenida por la mañana es muy fácil encontrar aparcamiento. Es cierto que según nos acerquemos a las horas centrales del día, el tráfico aumenta y puede ser muy difícil aparcar. NO es zona de pago y esta a escasos metros del centro, el puerto de Catania y la estación de tren.

 

Otra de las opciones como os hemos mencionado antes, es utilizar el aparcamiento gratuito de la Via Angelo Musco 4. Este parking de encuentra justo en frente del apartamento que alquilamos y no suele estar nada concurrido. Es buena opción para dejar el coche y utilizar el transporte público, sobre todo si no eres muy fan de conducir con el caótico tráfico siciliano.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *