panoramica roque masca
Canarias,  España

Tenerife en 6 días 🌋🌴🍌 Cómo nos enamoramos de la isla

Prepara tus vacaciones para uno de los paraísos del océano Atlántico, una de las 8 (que no 7) islas Canarias… ¡Tenerife! Aquí te enseñaremos qué cosas no debes perderte de la isla, y cómo ver el mayor número posible de lugares en 6 días. Al final de este post sabrás el por qué estamos enamorados de Tenerife.

 

👉 ¿Por qué Tenerife?

Tenerife es la primera (y única, por el momento) isla Canaria que hemos visitados. Nos decantamos por visitarla por 3 razones:

 

1- Diversidad paisajística. Puedes encontrar playas de arena blanca o de arena negra, paisaje volcánico y de montaña como en el Teide, acantilados como los Gigantes, y hasta encontrarte un clima mucho más húmedo en el norte, casi selvático como en el Parque rural de Anaga.

 

2- Variedad de turismo. Tenerife es una de las islas más grandes y más habitadas de Canarias, por lo que pensamos que sería una buena opción para hacer turismo enfocado a la cultura e historia de la isla además del sol, la playa y el turismo rural.

 

3- Accesibilidad y precio. Tenerife es una de las islas más fáciles a las que volar desde la Península y con los vuelos más baratos. Además, al tener dos aeropuertos al norte y al sur facilita el encontrar alojamientos cerca.

 




👉 ¿Cómo organizamos nuestra ruta?

 

Nosotros fuimos 6 días a Tenerife y nos alojamos en la zona de Los Cristianos. Sabiendo esto, organizamos el viaje y los distintos objetivos diarios teniendo en cuenta la localización, la forma de desplazamiento, las actividades y el tiempo. En nuestro caso, toda la semana hizo calor y tiempo soleado, por lo que planificamos más bien en función de las actividades.

 

En primer lugar, dividimos la isla en partes para no tener que mover el coche de una punta a otra. Es decir, no vamos a visitar en un mismo día Los Gigantes y Anaga porque perderíamos mucho tiempo en el trayecto. Recordemos que hay un volcán de 3700 metros en el centro de la isla que hay que bordear. Quisimos dejar el Teide para el tercer día del viaje para no volver de Tenerife cansados, y no pegarnos la paliza los primeros días. El resto de rutas se organizaron según las actividades que reservamos que fueron kayak en los Acantilados de Los Gigantes, senderismo en el Parque Rural de Anaga, y el Lago Martiánez.

 

Mapa regionalizado
Mapa regionalizado de Tenerife en función del viaje

 

 

👉 Itinerario

👉 DÍA 1: Nordeste de Tenerife

 

Empezamos nuestra aventura con la zona noreste de la isla. En nuestro caso, decidimos volar al aeropuerto de Tenerife sur (A) porque era el más cercano a nuestro alojamiento en Los Cristianos (B). Elegimos esta zona más que nada por una oferta que nos surgió con un hotel. Aterrizamos a las 10:30, recogimos nuestro coche de alquiler en el propio aeropuerto y realizamos el check-in del hotel. Como ese día perdimos tiempo por el vuelo, decidimos dedicarlo a ver las ciudades más grandes que son San Cristóbal de La Laguna (C) y la capital, Santa Cruz de Tenerife (E).

 

 

Ruta día 1. En naranja, los lugares visitados por la mañana, y en rosa por la tarde.

 

Tras una hora de trayecto en coche llegamos a La Laguna y aparcamos en la zona de la Universidad. San Cristóbal de La Laguna (C) fue la primera ciudad fundada en Tenerife, además de haber sido capital. Este municipio de calles cuadriculadas y empedradas, casas señoriales con balcones de madera, y de estilo colonial debe su emplazamiento a la presencia de agua con la antigua laguna, y a su lejanía del mar evitando ataques de piratas. Lo ideal es perderse por sus calles, pero los puntos más interesantes que visitar en La Laguna son:

 

– Catedral de San Cristóbal de La Laguna.

 

– Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción.

 

– Museo de Historia de Tenerife.

 

– La Plaza del Adelantado donde encontramos el ayuntamiento, el Palacio de Nava, el Convento de Santa Catalina de Siena, y un poco más abajo de una de sus calles, el antiguo Convento de Santo Domingo.

 

– Casa Salazar.

 

En nuestro caso decidimos ver la ciudad por libre, aunque puedes encontrar visitas guiadas🔗 por menos de 10€. ¡Ah! ¡No os olvidéis de probar los rosquetes laguneros!

 

Se nos hizo la hora de comer, así que fuimos a un sitio de comida rápida que nos habían recomendado, la Hamburguesería LiLi. En concreto, para comer papas locas 💘 y arepas, de las cuales no somos muy fan 😅.

 

A. Catedral de San Cristóbal de La Laguna. B. Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción. C. Papas locas.

 

Después, cogimos el coche para ir al Parque Rural de Anaga (D). Este parque es, personalmente, de los mejores lugares de la isla. ¡Nos encanta! Ojalá hubiésemos tenido más tiempo para dedicarle más horas, sobre todo para hacer el Sendero El Pijaral o del Bosque Encantado, el Sendero Punta del Hidalgo, y ver los roques de Anaga… Una pena, habrá que volver 😋🙊. A medida que subíamos el macizo de Anaga, íbamos parando en varios miradores como son el mirador Cruz del Carmen, mirador de Jardina, Llano de los Loros y, más arriba de nuestro destino, el mirador Pico del Inglés.

 




Nuestro destino era el Sendero de los Sentidos, el más famoso de la zona. Es un sendero fácil que se recorre como mucho en 1 hora y que cuenta con 3 rutas de dificultad creciente, una de ellas accesible en silla de ruedas. Son rutas que transcurren por los antiguos caminos que unían los pueblos de Anaga con La Laguna. Podemos observar un paisaje casi selvático que contrasta totalmente con el sur de la isla de donde veníamos. Son caminos bajo árboles entrelazados por sus ramas asemejándose a túneles en los que podemos encontrar paneles con signos sensoriales (olfato, tacto, vista y oído). La experiencia es genial. De este lugar me guardo un momento espectacular que fue ver cómo pasaban las nubes casi a ras de suelo a gran velocidad.

 

Parque Rural de Anaga. A. Mirador de Jardina. B. Sendero de los Sentidos. C. Mirador del Llano de los Loros.

 

Para terminar el día, bajamos a Santa Cruz (E) para tomar algo y visitar alguna que otra cosilla. Antes de precisar los puntos más interesante, tenemos que decir que uno de ellos es el Palmetum, al cual no pudimos ir porque estaba cerrado. Cobran 6€ de entrada a no-residentes. Los puntos más interesantes que visitar son:

 

– Plaza España con el Cabildo Insular de Tenerife, y una muestra de la arquitectura franquista con el Monumento a Los Caídos. Bajando unas escaleras se pueden visitar los restos del Castillo de San Cristóbal, que se derribó para construir la plaza. Al lado está la Plaza de la Candelaria, punto donde se produjo la primera muerte de la Guerra Civil española.

 

– Parque García Sanabria.

 

– La Ópera de Sídney versión canaria o también conocida como Auditorio de Tenerife Adán Martín.

 

– Castillo de San Juan Bautista.

 

– Casa del Carnaval.

 

– Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción.

 

– Parroquia de San Francisco de Asís.

 

– Plaza del Príncipe de Asturias con el Museo de Bellas Artes, y la espectacular fachada del Círculo de Amistad XII de Enero.

 

Santa Cruz de Tenerife. A. Auditorio Adán Martín. B. Plaza España. C. Castillo de San Juan Bautista.

 

 

👉 DÍA 2: Oeste y noroeste de Tenerife

 

En esta ocasión decidimos dedicar el día a mojarnos y a probar alguna de las actividades que puede ofrecer la isla, pero todo ello combinándolo con turismo. En concreto, ¡kayak en los Acantilados de los Gigantes (B)!

 

 

Ruta día 2. En naranja, los lugares visitados por la mañana, y en rosa por la tarde.

 

Nos pusimos rumbo a la playa de los Guíos, una playa de arena negra en el puerto de los Gigantes y a los pies de los acantilados. A medida que vas llegando hay varios miradores donde puedes hacer parada. Nosotros alquilamos un kayak 2 horas por 15€ en Nautilo’s SUP. Los chicos de la tienda fueron súper simpáticos. Además, al final del recorrido te dejan usar su ducha para quitarte la sal y la arenilla. En cuanto a la experiencia con el kayak, unas vistas espectaculares. Impresiona encontrarse cara a cara y desde abajo semejantes gigantes de piedra, observar el efecto de la erosión en la roca y las aguas cristalinas. Nosotros nos fuimos bastante lejos bordeando los acantilados y haciendo paradas en las calitas para darnos un bañito y bucear. ¡Recomendamos llevar una cámara de vídeo sumergible y gafas de bucear! No os olvidéis de gorra y protección solar.

 

Calle de los Guíos
Calle de los Guíos, Acantilado de Los Gigantes.

 

Después de una mañana intensa ejercitando nuestros brazos, nos hicimos un homenaje comiendo en el mejor restaurante de los Gigantes y de la isla (según nuestra experiencia), Casa Edu. Se come en gran cantidad, muy buen sabor, barato y atención inmejorable. Fueron súper amables recomendándonos qué platos pedir para probar la comida típica canaria. Pedimos ropa vieja, queso asado (lo sirven con 3 mermeladas distintas a diferencia de otros lugares que lo sirven con mojo), champiñones rellenos, papas arrugadas (servido con mojo picón, mojo verde y sobrasada), carne de cabra y chistorra. De entrante nos pusieron dos tipos de gofio. El famoso gofio del que todo el mundo habla cuando vas a Canarias… O lo amas, o lo odias… A nosotros nos pasó más bien lo segundo… 😖

 

A. Queso asado. B. Papas arrugadas, carne de cabra, gofio y ropa vieja.

 

Una vez con la panza llena, fuimos a la Playa Puerto de Santiago a tomar el sol, darnos un bañito y visitar la cueva del Tancón (C). La verdad es que la cueva parece de película. Sin embargo, cuando fuimos estaba lleno de gente lanzándose al agua. El baño en la cueva está prohibido debido a su alta peligrosidad, incluso está sancionado con multas entre 300€ y 3000€. Como la playa se llenó enseguida, no tardamos mucho en irnos hacia el siguiente punto, Garachico y sus piscinas naturales.

 

Playa de los Guíos
Playa de la Cueva del Tancón

 

Conducir por esta zona de la isla es un auténtico suplicio. Carreteras muy estrechas con muchas curvas y en pendiente. Además, ver un precipicio de metros de altura a tu lado no es muy relajante que se diga 😅. Sin embargo, no nos arrepentimos de nada por las vistas privilegiadas. ¡Estábamos por encima de las nubes!

 

En cuanto empezamos a bajar el macizo de Teno, nos dimos cuenta del microclima del norte de Tenerife del que se habla. Pasas del sol y el calor del sur al tiempo frío, húmedo y cielo encapotado del norte. Todo esto debido al efecto barrera que ejerce el Teide. En resumidas cuentas, que se nos quitaron las ganas de bañarnos y lo dejamos para otro día. Así que en lugar de ir a Garachico, fuimos a Icod de los Vinos (D). Como es evidente, visitamos el Drago Milenario.

 

Cobran 5€ de entrada🔗pero podéis verlo gratis desde la Plaza Andrés Lorenzo Cáceres, aunque no impresiona igual verlo desde abajo que desde la plaza. También podéis visitar el Museo Guanche, la Casa del Plátano, y la Cueva del Viento, el mayor tubo volcánico de Europa y el sexto más grande del mundo. La entrada🔗es un poco cara (20€ para 250 metros de recorrido en comparación con los 18km de túnel), aunque nosotros no pudimos visitar la cueva porque estaba cerrado.

 

Drago milenario
Drago milenario (Dracaena draco) desde la Plaza Andrés Lorenzo Cáceres.

 

Para finalizar el día, fuimos a ver el atardecer en el macizo de Teno. En concreto, al pequeño pueblito de Masca (E) con sus impresionantes barrancos y el Roque de Masca. Paisajes espectaculares y otro de los mejores momentos que recordamos de Tenerife; ver cómo las cabras caminaban entre los coches, la puesta de sol y todo ello por encima de las nubes. Aunque cabe a destacar que es una pena que haya gente que destroza los cactus para poner sus iniciales… 😡

 

A y B. Macizo de Teno. C. Roque Masca. 

 

 

Inflorescencia del agave
Inflorescencia del agave Tenerife

 

 

👉 DÍA 3: El Teide y sur de Tenerife

 

Tercer día y nuestro gran reto, subir el Teide a pie. Además, ¡qué mejor día para hacerlo que en el cumpleaños de Álvaro! Bocatas preparados de casa, mucha agua, frutos secos, barritas energéticas, plátanos… ¡Y a la aventura!

 

 

 

Ruta día 3. En naranja, los lugares visitados por la mañana, y en rosa por la tarde.

 

El Teide y las Cañadas del Teide (B) son una parada obligatoria en la isla. Si no sois muy fan del senderismo o no estáis preparados para lo exigente que es subir a pie el Teide, es mejor subir y bajar en teleférico, aunque cueste un ojo de la cara 😬. Además, aún tendréis que subir a pie el tramo del teleférico hasta el pico del Teide. Para ello, necesitaréis este permiso🔗para acceder al Pico del Teide. El permiso es gratuito y sólo válido para la fecha seleccionada. El ascenso al pico es de una dificultad alta y dura unos 40 minutos.

 




Para aquellos aventureros que quieran subir a pie pueden hacerlo desde Montaña Blanca, como hicimos nosotros. Para no alargar mucho más esta entrada del blog, podéis echar un vistazo a Subir el Teide a pie🔗. Otra opción es hacer noche en el Refugio de Altavista a mitad de recorrido. Además, podréis ver las estrellas desde un punto privilegiado y no necesitaréis el permiso de ascenso al pico del Teide. Actualmente, se encuentra cerrado hasta nuevo aviso.

 

Hay gente que sube y baja con el teleférico, que suben a pie y bajan en teleférico (como hicimos nosotros), u otros que suben en teleférico y bajan a pie. Esto último no lo recomendamos debido al peligroso de resbalarse pues es mucho más fácil que, con el suelo pedregoso, esto ocurra bajando. Además, hay un tramo muy empinado que, bajo nuestro punto de vista, es más fácil y seguro hacerlo subiendo. Lo más cómodo es usar el teleférico.

 

Pico del Teide
Pico del Teide desde el último tramo del Sendero de Montaña Blanca.

 

⚠️IMPORTANTE⚠️ Aunque resulte tentador, ¡NO OS LLEVÉIS PIEDRAS! ¡Es un atentado paisajístico y altera un ecosistema aunque no parezca que haya vida! Además de que las consecuencias se pagan caras con los bolsillos…

 

En la ida al Teide o a la vuelta podéis parar en el pueblo más alto de España, Vilaflor. Nosotros estuvimos de pasada pero no bajamos del coche, no tiene mucho que ver. Después de esta mañana tan dura, tocaba descansar. Así que bañador, toalla, y a la Playa de la Tejita (C). Es una muy extensa playa que destaca por tres cosas: el paisaje con el volcán Montaña Roja de El Médano a mano izquierda, el fuerte viento 💨, y el nudismo 🙊. Sí, es una playa nudista. Pero la zona amplia no suele haber mucha gente practicando nudismo, se practica más en la zona más cercana al volcán.

 

Montaña Roja
Playa de la Tejita y Montaña Roja.

 

Antes de que anocheciera, decidimos improvisar y fuimos a curiosear el Sanatorio de Abona (D) en Abades, también conocido como la Ciudad Fantasma o la Leprosería de Abades. La entrada está prohibida al ser una propiedad privada, aunque muchos se adentran debido a la falta de barreras físicas.

 

Se construyó en los años 40 para el asilamiento de personas afectadas por una enfermedad candente en la época en España, y sobre todo en Tenerife, la lepra. Sin embargo, con el avance de la medicina y la farmacia, nunca llegó a recibir enfermos. Es por eso que se detuvieron las obras y se abandonó el pueblo. Posteriormente, en los años 70, se utilizó para prácticas militares. Puede observarse una fuerte influencia del estilo nacional-católico propio de la época franquista en la arquitectura (la gran cruz que corona la iglesia), el aguilucho (águila de San Juan), o en algunos mensajes como «Todo por la patria».

 

Leprosería de Abades.

 

 

👉 DÍA 4: Norte de Tenerife

 

Después de un agotador día como fue el anterior, necesitábamos un merecido descanso. Así que nos dirigimos a Puerto de la Cruz (B) para relajarnos en las piscinas del Lago Martiánez.

 

 

Ruta día 4. En naranja, los lugares visitados por la mañana, y en rosa por la tarde. 

 

Es un complejo formado por 7 piscinas artificiales al margen del Atlántico. Es un museo al aire libre donde predomina la piedra volcánica y la vegetación. Parece que estés en un paraíso y consigue dar una sensación de lujo. Hablamos de un museo al aire libre porque está repleto de esculturas creadas por el artista César Manrique. Nuestras esculturas favoritas son La Jibia y Raíces al cielo 😜. Pinchando en este enlace🔗puedes saber un poquito más sobre cada una de las esculturas. La entrada de adultos no residentes cuesta 5,50€. 

 

Paseo de Las Palmeras
Paseo de Las Palmeras, Puerto de la Cruz

 

En Puerto de la Cruz no hay mucho que ver, andas un poco y ya te has visto lo más interesante como son:

 

– Toda la zona del muelle, Plaza de Europa y el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz. Allí está la fortificación de la Batería de Santa Bárbara.

 

– Iglesia de Nuestra Señora de la Peña de Francia.

 

– Castillo de San Felipe.

 

– Ermita de San Amaro y de San Telmo.

 

– Playa Martiánez donde puedes aprender a hacer surf.

 

También puede ser de vuestro interés el Loro Parque y el Jardín Botánico.

 

A. Iglesia de Nuestra Señora de la Peña de Francia. B. Calles de Puerto de la Cruz.

 

Después, fuimos a comer a un guachinche que nos encontramos en dirección a nuestro siguiente destino, La Orotava (C). Este pueblo es de los que más nos han gustado en la isla junto con Garachico y Candelaria. Nos encantan sus vistas desde las partes más altas del pueblo. Eso sí, constantemente subiendo y bajando cuestas 😫. Lo más icónico que puedes ver en La Orotava es la plaza del Ayuntamiento en el Corpus Christi y la Casa de los Balcones🔗.

 

La fiesta religiosa del Corpus Christi es interesante de experimentar en Tenerife debido al tapizado de las calles de poblaciones como La Orotava o La Laguna con flores. Suele celebrarse en el mes de junio, una lástima que estuvimos en Tenerife un mes después. Debe ser una auténtica pasada ver la gran explosión de colores en todo el suelo de la plaza del ayuntamiento de La Orotava.

 

Ayuntamiento de La Orotava.

 

En cuanto a la Casa de los Balcones, se trata de una casa tradicional canaria convertida en museo. Es una casa del siglo XVII que cuenta con 3 plantas y un impresionante patio interior adornado con plantas y balcones de madera con el estilo de la época. El precio de la entrada es de 5€ y nos morimos de ganas de verla 😭. Tuvimos la mala suerte de que cerró por la pandemia del COVID-19. Aquí puedes comprar las entradas🔗.

 

Casa de los Balcones y Museo de las Alfombras
Casa de los Balcones y Museo de las Alfombras., Orotava

 





Lo más recomendable es perderse por sus calles, pero los puntos más destacables a visitar son:

 

– Iglesia Nuestra Señora de la Concepción. Es genial la vista de la cúpula desde la calle que baja al ayuntamiento o desde la Plaza de la Constitución. La cúpula nos recuerda inmediatamente a la que corona el Duomo de Florencia, pero cuando te vas acercando y ves ese estilo barroco-colonial con piedras negras, recuerdas que estás en Canarias y no en Italia.

 

– Museo de las Alfombras. Otra de las cosas que teníamos muchas ganas de ver pero estaba cerrado 😢.

 

– Museo de Artesanía Iberoamericana de Tenerife.

 

– Plaza de la Constitución, el palacio del Liceo Taoro y la Casa de la Cultura, que era la antigua Iglesia de San Agustín.

 

– El Ayuntamiento de La Orotava.

 

– Jardines Victoria o también llamados Jardines del marquesado de la Quinta Roja.

 

– Jardines Hijuela del Botánico donde destaca un drago de 200 años de antigüedad.

 

La Orotava. A. Iglesia Nuestra Señora de la Concepción. B. Casa de la Cultura. C. Calle Tomás Pérez. D. Vistas desde la Plaza de la Constitución.

 

Pasada media tarde en La Orotava, teníamos planeado ir a bañarnos a la Playa del Bollullo, pero el tiempo no acompañaba (nublado y con pinta de llover). Entonces. fuimos a la playa más importante y concurrida de la isla, Las Teresitas (D). Una playa artificial de arena proveniente del Sáhara y aguas tranquilas debido a la existencia de un enorme rompeolas.

 

 

👉 DÍA 5: Este de Tenerife

 

Quinto día del viaje y sólo queda por conocer el este de la isla. Como decíamos al principio de este blog, Tenerife puede conocerse en al menos 5 días, aunque depende del ritmo de cada persona.

 

 

Ruta día 5. En naranja, los lugares visitados por la mañana, y en rosa por la tarde.

 

Nuestro primer destino del día era Candelaria (B), sede de la Virgen de la Candelaria que es la patrona de Canarias. Este pueblo tiene una gran importancia religiosa, considerado como lugar sagrado por el culto a la Virgen de la Candelaria. Se dice que en época de los guanches, hubo una aparición de la Virgen en Güímar. Dos pastores aborígenes guanches encontraron la imagen original de la Virgen y decidieron situarla en la Cueva de Achbinico o también llamada Cueva de San Blas, que está detrás de la Basílica de Nuestra Señora de la Candelaria. La cueva es visitada por peregrinos, los cuales encienden velas y rinden culto a la virgen.

 

A. Cueva de Achbinico. B. Estatuas de los Menceyes.

 

Además de su importancia religiosa, Candelaria destaca por su pasado histórico por la unión de las culturas guanche y castellana. Es más, en la Plaza de la Patrona de Canarias, donde se encuentra la basílica, hay estatuas de bronce de los nueve Menceyes (líderes guanches) que gobernaban los nueve menceyatos de Tenerife. Nos encanta esta plaza por su inmensidad, el porte de la basílica, el paseo marítimo hasta la cueva y, por la presencia de las estatuas porque hace recordar al visitante del pasado cultural de la isla.

 

Basílica de Nuestra Señora de la Candelaria.

 

La basílica es de estilo neoclásico. Posee una cúpula donde se encuentran representados los escudos de cada una de las 7 islas Canarias, y techos de madera de estilo mudéjar. En el interior de la basílica podemos encontrar murales como el de la Última Cena, o el cuadro de la aparición de, como se conoce popularmente, «La Morenita».

 

Basílica de Candelaria. A. Cúpula. B. Techo nave central. C. Nave central. D. Aparición de la Virgen de la Candelaria.

 

Fuimos a comer a un guachinche que tenía una tarta de maracuyá espectacular y después, fuimos a visitar el pueblo de Güímar (C). Allí puedes disfrutar de los paisajes volcánicos y observar los primeros tipos de vegetación que colonizan este tipo de terreno tan árido, como ocurrirá con la nueva fajana de la Palma. Se trata de la Reserva Natural del Malpaís de Güímar.

 

En este pequeño pueblo también puedes visitar la Iglesia de San Pedro, y las Pirámides de Güímar también conocidas como Majanos de Chacona. Existen 4 tipos de entrada diferentes. Para lo que es, nos parece un poco caro, por lo que creemos que la mejor opción es la que incluye las pirámides, museo, auditorio y el Jardín Sostenible que cuesta 12,50€. Compra tus entradas🔗.

 

Visitar las Pirámides de Güímar es como si estuvieras en las pirámides de Perú o México, pero a tamaño reducido. Son 6 construcciones en forma de pirámide escalonada con origen y fecha de construcción inciertos, aunque se cree que datan del siglo XIX. Su origen tiene 2 posibles hipótesis entre muchas otras especulaciones:

 

– Los agricultores que limpiaban la tierra para tener terrenos donde cultivar, recogían las piedras y las amontonaban dando lugar a estar construcciones.

 

– Las pirámides eran lugares de culto y de adoración al Sol debido a la orientación de las escaleras hacia el sol naciente. Además, el material utilizado no son piedras de campos cercanos, sino rocas de lavas y muchas de ellas están talladas.

 

Después de esta visita exprés, dejamos en el Aeropuerto de Tenerife sur (D) a unas amigas y nos pusimos rumbo a Puerto de la Cruz (E) donde teníamos estancia en otro hotel.

 



👉 DÍA 6: Últimas visitas y vuelta a Madrid

 

Último día de nuestra aventura 😭. En esta ocasión, destinamos el día a repetir destinos y a ver cosas que no tuvimos tiempo de ver o estaban cerradas como fueron Garachico (B) y algún que otro museo.

 

 

Ruta día 6. En naranja, los lugares visitados por la mañana, y en rosa por la tarde.

 

Garachico (B) era un pueblo muy importante para el comercio en Tenerife. Como actualmente la erupción en La Palma está en boca de todos, es interesante que sepáis que Garachico fue arrasado en el 1706 por una de las 5 únicas erupciones que han habido en Tenerife. Para ver este pueblo lo mejor es empezar paseando al lado del mar con vistas a la principal atracción turística del lugar, el Roque de Garachico. Más adelante podéis encontrar la fortaleza defensiva del Castillo de San Miguel, las piscinas naturales de Garachico, y el espigón donde podéis haceros fotos en las esculturas minimalistas del japonés Kan Yasuda, Tensei Tenmoku que significa «Puerta sin Puerta».

 

Caminando hacia el interior del pueblo, encontramos la Plaza de la Libertad donde podemos ver la Iglesia de Santa Ana, la Casa Palaciega de los Condes de la Gomera, el ayuntamiento, y la Casa de la Cultura que era el antiguo Convento de San Francisco de Asís. Cabe a destacar que la Iglesia de Santa Ana fue reconstruida tras la erupción del volcán. Nosotros coincidimos con una exposición callejera del pasado de Tenerife y, principalmente, Garachico debido a las celebraciones de la Romería de San Roque.

 

Garachico. A. Roque de Garachico. B. Iglesia de Santa Ana. C. Casa Palaciega de los Condes de la Gomera y exposición por la Romería de San Roque. D. Vistas desde el espigón.

 

Una vez terminamos de pasear por Garachico, hicimos una pequeña parada en San Juan de la Rambla (C), aunque no hay mucho que ver. Después, fuimos a comer a otro de los mejores restaurantes de la isla junto con Casa Edu, el Guachinche los Gómez que está entre unos viñedos en La Orotava. En este establecimiento se ofrece comida casera tradicional de Canarias preparada con mucho mimo por la dueña del local junto con su marido, que es quien se encarga de preparar las carnes a la brasa.

 

Como en casi todo Tenerife, comida buena, barata y en cantidad. Comimos croquetas caseras, queso asado esta vez servido con mojo verde, albóndigas en salsa y dos cachos de tarta 20€. Ya con el buche lleno, nos dirigimos al Mirador de la Garañona (D). Tiene unas vistas espectaculares de los acantilados de la zona. Impresiona la altura a la se divisa el paisaje.

 

A. Mirador de la Garañona. B. Queso asado con mojo verde y albóndigas en salsa. C. Tarta de queso con salsa de frutos del bosque y tarta de tres chocolates.

 

Para hacer un poco de tiempo antes de ir al aeropuerto, volvimos a San Cristóbal de La Laguna (E) para dar un paseo y ver el Museo de Historia de Tenerife que habíamos encontrado cerrado el primer día. Por último, nos despedimos con mucha pena de la isla una vez llegados al Aeropuerto de Tenerife norte (F) 😢.

 

San Cristóbal de La Laguna. A. Museo Historia de Tenerife. B. Paseo por La Laguna. C. Monasterio de Santa Catalina. D. Palacio de Nava.

 

 

👉 Recomendaciones

 

– Para conocer Tenerife casi en su totalidad recomendamos viajar entre 5 y 7 días, depende del ritmo de cada uno.

 

– Alquilar un coche que tenga potencia suficiente para subir cuestas de bastante pendiente, sobre todo por las carreteras de la zona de los Gigantes y el Macizo de Teno.

 

– Tener en cuenta dónde nos alojamos para optimizar de la mejor forma el tiempo que toma recorrer la isla, y así, ajustar nuestras rutas y planes diarios.

 

– Alojarse en el norte o en el sur en función del tipo de turismo que se quiera realizar. Si buscas viajar a Tenerife para desconectar y hacer algo de turismo sin profundizar mucho, la mejor opción es alojarse en el sur debido a sus playas. Aunque para conocer la isla al completo, lo mejor es alojarse en el norte de la isla. Mucha gente decide alojarse en Puerto de la Cruz pero bajo nuestro punto de vista, está masificado (aunque el sur también).

 

– Comer en guachinches. Son los mejores lugares que puedes encontrar para probar platos típicos canarios, comer en gran cantidad y barato. Además, todo es casero y suelen ser muy amables con el trato al cliente.

 



👉 Lo que más y menos nos ha gustado de Tenerife

 

Lo que más nos ha gustado de Tenerife es:

 

  • La amabilidad y simpatía de los tinerfeños.

 

  • Los guachinches, el queso asado, las papas arrugadas, el mojo picón y la ropa vieja. Descubre nuestro post sobre comida canaria.

 

  • La gran diversidad paisajística desde volcanes a bosques de laurisilva.

 

  • El encanto y la magia de sus ciudades y pueblos. Sobre todo La Orotava, Candelaria y Garachico.

 

  • Multitud de actividades como avistamiento de cetáceos, kayak, buceo, senderismo, catamarán, relax como el Lago Martiánez, descarga de adrenalina en Siam Park, etc.

 

  • La facilidad para desplazarse. En otras islas se tarda bastante más en llegar de una punta a otra.

 

Mientras que lo que no nos ha llegado a convencer de Tenerife es:

 

  • El gofio.

 

  • Precio alto del teleférico.

 

  • La masificación del sur de la isla.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.