Templo de Diana
Europa,  Portugal

Évora qué ver en un día. Turismo en el sur de Portugal

Cerca de la frontera entre Portugal y España, muy próxima a Badajoz, se encuentra la ciudad portuguesa de Évora. Declarada Patrimonio de la Humanidad, es una de las ciudades más antiguas de Europa capaz de ofrecer mucho más que la conocida Capela dos ossos o Capilla de los Huesos. Debido a su situación geográfica, es un lugar interesante donde hacer parada durante un día y disfrutar de sus calles empedradas. Si estás pensando en visitar Portugal, quédate y sigue leyendo este post.

 

👉 Un poco de Évora: historia y cultura

 

Emplazada en el sur de Portugal, concretamente en la región del Alentejo, y a 100km de Badajoz, es la capital del Distrito de Évora. Se caracteriza por su riqueza en monumentos de distintas etapas históricas, incluso de la Edad de Piedra como es el Crómlech de los Almendros o las ruinas del Castillo de Giraldo

La ciudad es un museo al aire libre. Monumentos de la época de los romanos como el Templo romano de Diana, de la época visigoda y morisca como las murallas, la Edad Media como la Catedral de Évora, y la Edad Moderna con la reconstrucción del Aqueduto da Água de Prata o la Universidad de Évora. 

Vistas Évora

 

Por otro lado, hemos notado que los habitantes de Évora son bastante acogedores con los turistas. Es más, nos dijeron que los portugueses, o por lo menos los de esta región, siempre regalan vino blanco y bombones a sus huéspedes. Además, muchos hablan español debido a su proximidad con nuestro país.




En cuanto a su gastronomía, la cocina tradicional se compone principalmente de pescado (imprescindible probar su bacalao), la cocina a la brasa como el pollo (frango), etc. Acompañan las comidas con arroz y ensalada. Además, suelen servir en abundancia. Sin embargo, aquí las tapas o entrantes como por ejemplo unas aceitunas, se cobran. Lo que nosotros conocemos como comida, que es entre las 14 y las 15 de la tarde, ellos lo llaman almuerzo y es alrededor de la 13:00. La cena es sobre las 19:30-20:00.

 

Frango Évora

Arroz con pollo

 

 

👉 Monumentos y principales atractivos

 

Como veníamos diciendo, Évora tiene una extensa lista de puntos de interés y diferentes estilos que descubrir. Es una ciudad que puede verse perfectamente en un solo día, siendo la mejor época en primavera pues la región del Alentejo es muy calurosa en verano. La mejor forma de conocerla es perdiéndose por sus calles empedradas y laberínticas. En cualquier punto puedes encontrarte algo como las ruinas de la siguiente foto.

 

Ruinas en la calle

 

A continuación, os dejamos los sitios más importantes que no te puedes perder de la ciudad. Es importante mencionar que muchas de estas atracciones turísticas cierran a mediodía durante un par de horas.

 

 

 

📍 Templo romano de Évora o Templo de Diana

 

Bajo el poder del primer emperador romano César Augusto, cuando Portugal se conocía como Lusitania, se construyó el Templo Romano de Évora. Uno de los vestigios más importantes que sobreviven hasta la actualidad en Évora, es conocido también como el Templo de Diana pues se piensa que estaba dedicado a la diosa de la luna y la caza. Sin embargo, no existe ninguna prueba de ello, por lo que probablemente estuvo dedicado al culto imperial.

 

Templo de Diana

 

El Templo de Diana es el templo romano mejor conservado de la Península Ibérica. Su estructura consiste en una base rectangular sobre las que se alzan catorce columnas acanaladas con capiteles de estilo corintio. Además, recientes investigaciones indican que el templo estaba rodeado de agua. Detrás del templo hay un pequeño jardín (Jardim Diana) y un mirador desde donde tendrás unas bonitas vistas (Miradouro do Jardim Diana). A mano derecha está la Torre das Cinco Quinas que forma parte del Palacio de los Duques de Cadaval.

 

Vistas Jardín de Diana

 

 

📍 Catedral de Évora

 

Originalmente de estilo románico pero reconstruida al estilo gótico, la Catedral de Évora es uno de los monumentos más importantes de la ciudad. Lo más característico de esta catedral es la asimetría entre las dos torres del frontal, y el cimborrio que es de forma cónica y contiene una cúpula octogonal en su interior.

 

Frontal Catedral Évora

 

En cuanto al interior de la catedral, es de planta de cruz latina con tres naves. La nave central, la más alta, está adornada con 3 grandes candelabros y termina con el altar de estilo barroco hecho de mármol. También se puede admirar el órgano. En la nave izquierda se abre el baptisterio, cerrado por rejas y adornado con paneles de azulejo como es típico en Portugal.

La catedral también posee un claustro de estilo gótico. En cada esquina, sobre las columnas hay 4 estatuas que representan a los evangelistas. Dentro hay una capilla con la tumba del obispo Don Pedro. Especial mención al color amarillo de las vidrieras, dan una sensación muy espiritual. Le da otro ambiente a la zona.

Luz amarilla claustro Évora

 

A través de unas escaleras de caracol se puede acceder a la parte superior del claustro. También, subiendo por una de las torres se puede llegar al tejado de la catedral que ofrece una bonita panorámica.

Desde la Fonte das Portas de Moura, subiendo la calle R. Dom Augusto Eduardo Nunes, se puede tener una bonita perspectiva de la catedral. Además, aquí hay un restaurante (O Cantinho da Beatriz) y una pizzería donde se come muy bien. Nos encantan los arcos del edificio de la derecha de la pizzería, son muy conocidos en la ciudad.

 

Catedral Fonte das Portas de Moura

Arcos Évora

 

 

📍 Capela dos Ossos

 

Aunque esperpéntica por su ambiente de penumbra y tragedia, la Capilla de los Huesos es el monumento más popular y llamativo de Évora. Se trata de una pequeña capilla revestida con huesos y cráneos de más de 5.000 cadáveres provenientes de los cementerios de la ciudad.

Fue construida a finales del siglo XVI por unos frailes franciscanos que vivían en el interior del Convento o Iglesia de San Francisco, que está a continuación de la cripta. La construyeron con el fin de transmitir un mensaje del carácter transitorio de la vida, de ahí el significado de la inscripción que se puede leer en su entrada: «Nosotros, los huesos que aquí estamos, por los vuestros esperamos«.

 

Entrada Capela dos Ossos

Columna cráneos y huesos capilla

 

Además de su significado religioso, también se construyó por pura necesidad pues los cementerios de Évora estaban superpoblados y se exhumaron con le objetivo de hacer hueco para nuevos enterramientos. Una vista bonita de la Iglesia de San Francisco y la capilla es desde la Rua de Cicioso, desde la Pastelería Conventual de la que más tarde hablaremos.

Para visitar la capilla se requiere de la compra de entradas cuyo precio es de 2€. Se adquieren en el propio edificio. Está abierta de 09:00 a 12:50 de la mañana y de 14:30 a 17:45. La entrada incluye la visita a un museo religioso y de pesebres navideños sobre la Iglesia de San Francisco. El museo nos pareció un poco aburrido porque era única y exclusivamente de simbología y ornamentación católica. 

 

Órgano en el museo de la capilla de huesos

 

 

📍 Praça do Giraldo

 

Como dice el dicho «todos los caminos llevan a Roma», todo los caminos de Évora conducen a la Plaza de Giraldo. Esta plaza es un homenaje a Gerardo Geráldez o Geraldo Sempavor («sin miedo»), quien conquistó Évora que estaba bajo el dominio musulmán hasta el siglo XII. Es más, en el escudo de armas de Évora se puede ver representado a este personaje montado a caballo y, a sus pies, las cabezas del regente musulmán y su hija.



El centro de la plaza alberga una enorme fuente de mármol blanco que surtía agua potable al pueblo. Es una fuente de 8 caños, representando las 8 calles principales que convergen en la plaza. En su centro hay una corona, puesta ahí pues según Felipe III de España la fuente era digna de ser coronada.

 

Plaza de Giraldo e Iglesia de San Antonio

 

La plaza fue testigo de la ejecución del duque Fernando de Bragança en 1483, o la quema pública de víctimas de la Inquisición en el siglo XVI. Es un lugar de comercio y ocio muy importante en la ciudad y suele ser escenario de diferentes actividades, por ejemplo durante el día de la Revolución de los Claveles el 25 de abril que conmemora el fin de la dictadura.

 

Presidiendo la plaza se encuentra la Iglesia de San Antonio (Igreja de Santo Antão), una iglesia renacentista que es uno de los templos religiosos más importantes de la ciudad. No está permitido tomar fotos en su interior. Sólo podemos decir que tiene tres naves a la misma altura, y con muchos altares de oro a cada lado del templo. Al lado opuesto de la plaza está la Agencia del Banco de Portugal, un edificio con una maravillosa fachada de estilo neoclásico-romántico.

 

📍 Aqueduto da Água de Prata

 

Este acueducto proporcionaba a la ciudad un suministro de agua constante. Fue construido en el siglo XVI por el Rey João III. Fuera de las murallas de la ciudad, los arcos son grandes e incluso debajo pasan coches. Murallas a dentro, se han construido casas y tiendas bajo los arcos.

 

Acueducto Agua de Plata

 

 

📍 Muralla medieval de Évora

 

Las Murallas constituyen un conjunto defensivo de arquitectura militar. En un principio, Évora estuvo rodeada por una muralla durante el dominio de los romanos, siglo III. Durante el dominio musulmán, las murallas se reconstruyeron sobre las romanas además de otros edificios. El crecimiento de la ciudad en la Edad Media llevó a la construcción de un nuevo anillo de murallas. Por consiguiente, la ciudad actualmente tiene un sistema defensivo formado por dos líneas de murallas que corresponden a diferentes periodos de la historia.

 

Muralla de Évora

 

De los romanos se conserva la Torre de Sisebuto, cerca de la Plaza de Giraldo. La mejor forma de conocer las murallas es recorrer todo el perímetro a pie. Puedes dejar el coche en uno de los aparcamientos exteriores como el que está en la Avenida de Lisboa justo al lado del Acueducto Agua de Plata. Será una caminata agradable. Visita cada una de las diferentes puertas de la ciudad.

 

Torre muralla de Évora

 

 

📍 Universidad de Évora

 

Si tienes tiempo y curiosidad, la Universidad de Évora es una parada interesante de hacer. Un paisaje de arcos entorno a un jardín central. ¡Aquí sí da gusto estudiar! Si puedes, y hay alguna clase que tenga la puerta abierta, asómate para ver los paneles de azulejos decorados que cubren su interior.

 

 

📍 Jardín Público de Évora, Palacio de Don Manuel y Ruinas Fingidas

 

El Jardín Público de Évora es un parque con un ambiente refrescante, de juventud y que invita al romanticismo. Un lugar magnífico donde pasear, tomarse algo en la terraza del quiosco, hacer un picnic o tumbarse en el césped. Destaca por su diversidad de vegetación, tranquilidad e incluso por ser un punto de historia con la arquitectura pues aquí hay reunidos los restos de la Muralla Medieval, el Palacio de Don Manuel y las Ruinas Fingidas. Un espacio repleto de flores, fuentes y lagos.



El Palacio de Don Manuel I fue construido por Alfonso V como un espacio de retiro real. Es de estilo manuelino, un estilo arquitectónico portugués que se desarrolló con el reinado de Manuel I de Portugal que se inspira en el gótico, el estilo mudéjar como se puede ver en una zona con arcos, y renacentista.

 

Palacio de Don Manuel

 

Las Ruinas Fingidas fueron construidas a partir del material de otros monumentos de la ciudad, por lo que son ruinas a propósito. Son parte de una torre y un trozo de la muralla medieval. Normalmente esta zona está repleta de pavos reales que colorean aún más sus jardines y le otorgan de otros sonidos. Se encuentran detrás del Palacio de Don Manuel.

 

Pavo real ruinas fingidas Évora

 

 

📍 Termas Romanas

 

En la Cámara Municipal de Évora, en el propio vestíbulo del Ayuntamiento, hay unos restos de termas romanas. Consisten en una piscina circular en excelente estado de conservación. Existen unos carteles que muestran cómo, probablemente, se veían las termas en su época.

 

Termas romanas Évora

Termas romanas Ayuntamiento

 

 

📍 Páteo de São Miguel

 

Muy cerca del Templo romano de Évora y la Catedral se encuentra el Patio de San Miguel, un espacio construido con un propósito defensivo debido a su localización en altura. Es un lugar ideal para hacer una paradita. Aquí encontrarás el Paço de São Miguel o Palacio de San Miguel, el cual se puede visitar junto a la Biblioteca Pública de Évora con la compra de las entradas al Museo de carruajes, que también está allí. También está la Igreja de São Miguel do Castelo y un bonito reloj de sol.

 

Reloj de sol Évora

Patio de San Miguel Évora

 

 

📍 Igreja da Misericórdia

 

Una calle más abajo de la Catedral, concretamente en la calle Largo da Misericórdia, se encuentra la Iglesia de Misericordia. Aunque de techos blancos, planta rectangular y de una sola nave, sus paredes la convierten en una de las iglesias más bonitas de la ciudad. Un impresionante despliegue de color dorado, arte barroco y el revestimiento de azulejo en las paredes. Quedarás boquiabierto con el enorme retablo que ocupa toda la pared del fondo.

 

Igreja da Misericórdia

 

 

📍 Igreja do Carmo

 

Aunque su fachada engañe, ¡es una iglesia! O al menos esa sorpresa nos llevamos nosotros. La Iglesia del Carmen se construyó sobre los restos del Convento del Carmen, que se destruyó a causa de un incendio durante la Guerra de Restauración. Se dice que fue la Virgen del Carmen la que salvó de ser calcinados a los frailes que ahí vivían. 

 

Bajando las escaleras se llega  a un amplio patio que da entrada al templo. Del interior destaca el retablo mayor situado en la nave central con la imagen de Nossa Senhora do Carmo.

 

 

👉 Pastelerías y dulces típicos

 

Pastelaria Conventual Pão de Rala

 

La pastelería más famosa de Évora es la Conventual Pão de Rala. Es una pastelería tradicional pequeñita decorada con azulejos, aunque es muy acogedora. La receta de sus pasteles son herencia directa de los postres originales que elaboraban las monjas. La especialidad de este establecimiento, y el que le da nombre, es el Pão de Rala. Está hecho de harina, almendras, y huevo. Otros postres que probamos son las queijadas de Évora, postres hechos de calabaza, y una tarta hecha con almendras rellena con una crema de huevos. A la izquierda de la pastelería hay un callejón bastante fotogénico. En cuanto a precio, nos pareció moderado. No es barato pero vale la pena, está todo muy bueno.

 

Fábrica dos Pastéis

 

Ubicado en una estrecha calle en el centro de la ciudad se encuentra esta bonita pastelería. Nos encanta la decoración del local pues combina tradición con la actualidad. Aquí comerás uno de los mejores Pastéis de nata de la ciudad. ¡Nos vuelven locos estos pasteles! Los pasteles de nata, o mejor conocidos como pasteles de Belém, son unos postres hechos de hojaldre y rellenos de una crema cuya receta es secreta. Es por eso que nunca probarás un pastel de Belém igual que otro. Se comen fríos y, opcionalmente (aunque mejor hacerlo), se puede espolvorear canela.

 

Fábrica dos Pastéis

Postres fábrica dos pastéis

 

 

👉 Otros lugares de interés cerca de Évora

 

Si se dedican uno o dos días más a nuestra ruta, pueden visitarse otros lugares de interés. Os mencionamos a continuación unos cuantos.

 

 

📍 Crómlech de los Almendros o Cromeleque dos Almendres

 

Cerca de Évora se encuentra, nada más y nada menos, el crómlech más grande de la Península Ibérica. Es uno de los más importantes en Europa debido a sus dimensiones y estado de conservación. El monumento data del Neolítico inicial, mucho más antiguo que el famoso Stonehenge.

 

Un crómlech es un monumento megalítico formado por grandes piedras o menhires situadas en el suelo formando un círculo o elipse. Se cree que eran construidos como monumentos funerarios o como recintos sagrados, posiblemente para el culto a la fertilización de la tierra y así poder cultivar. Otros investigadores sostienen la tesis de que podrían haber sido observatorios de las estrellas y la Luna.



En algunos menhires de este monumento hay grabados en relieve. Algunos parecen báculos. Otros grabados son líneas onduladas, círculo y huecos. En el recinto hay un cartel que señala qué piedras están grabadas.

 

El Crómlech de los Almendros es una verdadera máquina del tiempo. Su aura de misticismo invita a muchas personas a tocar y sentir la naturaleza. Muchos aprovechan para meditar. Cerca también puedes visitar el Menhir de los Almendros y el Dolmen de Zambujeiro.

 

 

📍 Villa romana de Nossa Senhora da Tourega

 

Ubicado en un muy pequeño  pueblecito se encuentra esta villa romana. Son los restos de un pueblo de la época romana que está formado por un conjunto de viviendas, baños privados, balnearios, etc. Desde aquí podrás disfrutar de unas bonitas vistas a la albufeira que hay al lado.

 

Para llegar hasta aquí hay que atravesar una finca que, aunque parece que estés entrando en propiedad privada, se puede seguir la carretera hasta llegar a una pequeña iglesia. Allí, hay un cartel informativo de la ubicación de la Villa Romana de Tourega. La entrada es gratuita pero hay que pedir una llave al dueño de la casa que hay lado para que abra la valla. El señor fue muy amable y nos explicó que hay que tener cuidado con caerse y que no intentemos ir al lago de al lado porque el camino es diferente. Detrás del cementerio, pasas la puerta de madera y ya llegas a las ruinas. Están en muy buen estado de conservación.

 

 

📍 Castillo de Evoramonte

 

En el municipio de Estremoz en lo alto de una montaña se encuentra este castillo. Con la reconquista de Geraldo Sempavor y la expulsión de los moros, se ordenó la fortificación de la ciudad y construcción del Castillo de Evoramonte. Es un edificio rectangular con torres circulares de tres plantas delimitadas por una cornisa típica del estilo manuelino, y coronado por almenas.

 

No es el castillo más impresionante ni el más bonito pero forma parte de la historia y, además, brinda unas bonitas vistas del pueblo. La entrada al castillo es de 2-3€. El interior está casi vacío pero solo por las vistas y por su originalidad merece la pena.

 

 

📍 Monsaraz

 

Encabezado por un imponente castillo en la cima del pueblo, casas blancas y calles empedradas constituyen el pueblo medieval de Monsaraz. Los lugares que tienes que visitar en este pueblecito son: 

 

  • Castillo de Monsaraz.
  • Iglesia Matriz de Nossa Senhora da Lagoa.
  • Las murallas, arcos, puertas de la ciudad (puerta de Évora, Alcoba sur, Buraco y puerta de la Villa) y sus calles.
  • Las torres circulares y torre del reloj.
  • Monumento al cante alentejano, donde hay 24 siluetas y unas excelentes vistas al embalse de Alqueva, el mayor de Europa haciendo frontera entre España y Portugal.
  • Antigua cisterna medieval. Se puede ver a través de una verja.




📍 Elvas

 

Tras pasar Badajoz, la primera ciudad que nos encontramos es Elvas, la cual se eleva sobre una colina. Elvas es Patrimonio de la Humanidad, una auténtica ciudad fortaleza de hasta 4 líneas de murallas de distintas épocas. Cuenta con un sistemas de murallas y fosos que configuran una de las fortificaciones conservadas más grandes del mundo. Las cosas más interesante que ver son:

 

  • El impresionante Acueducto de Amoreira.
  • La Plaza de la República. Aquí encontrarás también el ayuntamiento, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (la Catedral de Elvas).
  • Fuerte de Santa Lucía.
  • Puerta de la antigua alcazaba de Elvas. Simplemente preciosa.
  • Castillo de Elvas.
  • Un poco lejos de la ciudad se encuentra el impresionante Fuerte de Nuestra Señora de Gracia.

 

 

👉 Posts relacionados 

 

Si viajas a Portugal tal vez te interese hacer otro viaje por España… ¿Qué tal Granada? Te recomendamos que leas nuestro post sobre la Alhambra. Ya que en el post también hablamos de pastelerías y comida, te invitamos a que eches un vistazo a nuestro post de comida típica de Madeira.

 

¿Buscas hotel en Évora?



Booking.com

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.