Trujillo
España,  Extremadura

Un día en Trujillo, tierra de conquistadores

Trujillo es uno de los pueblos más bonitos de Cáceres. Cuna de importantes personajes como Francisco Pizarro y Francisco de Orellana, escenario de series como Juego de Tronos y su importancia histórica, cultural y gastronómica harán que nuestra visita se convierta en única. Si quieres pasar un día en Trujillo, sigue con nosotros que te enseñamos qué debes ver.

👉 Historia

 

Los primeros restos de asentamientos que encontramos aparecen en las cercanías del río Almonte, donde se establecieron castros defensivos. De esa época prehistórica se conservan puntas de flecha magdalenienses, hachas pulimentadas, perforadores y pinturas. Con la llegada de los romanos a la península, el lugar cambia de nombre y pasa a conocerse como Turgalium, asentamiento en el camino de Mérida a Zaragoza. Se conservan numerosos tesoros y restos. 

 

En la Edad Media se asientan los bárbaros hasta ser expulsados por los musulmanes, llegando a formar parte de uno de los reinos de taifas. En periodo de la Reconquista, Trujillo se convierte en un importante lugar estratégico y se desarrollan grandes construcciones como la fortaleza, los aljibes y comienza la construcción de su muralla. Turyila, conocida así por los musulmanes se convierte en una importante medina (ciudad) defensiva y centro de comercio.

 

Centro histórico de Trujillo
Casco histórico de Trujillo

 

En 1165 pasa a manos del caballero portugués Gerardo Sempavor, perdiendo el dominio en 1167 contra Fernando II de León. Los musulmanes tras lanzar una ofensiva recuperan la ciudad en 1173. Tras varios años de disputa entre ambos bandos, dónde el asentamiento cambiará en numerosas ocasiones de manos, un grupo de soldados encabezados por el mozárabe Fernán Ruiz Altamirano, reconquista definitivamente la ciudad para el bando cristiano. Trujillo recibe el fuero propio por concesión del Rey Alfonso X el Sabio, el 26 de julio de 1256. 

 





En el siglo XVI la población de la ciudad aumentó a más de 5000 personas y siguió aumentando a pesar de la emigración de numerosas familias tras el descubrimiento de América. Surgieron importantes figuras como Francisco Pizarro, Diego García de Paredes o Francisco de Orellana. De América vinieron Indianos (emigrantes españoles a América) que trajeron grandes fortunas para la construcción de importantes casas, palacios, capillas y hospitales.

 

 A partir del siglo XIX Trujillo comienza a perder importancia y sufre los estragos de la Guerra de la Independencia Española, en la cual fue invadido, destruido y ocupado en numerosas ocasiones por tropas Napoleónicas. Será reconstruido en el siglo XX, desarrollando el turismo.

 

 

👉 Qué ver en Trujillo

 

Todos los monumentos de Trujillo son de pago. Existe un bono turístico con un precio de 5,50€ que permite el acceso a 5 monumentos: Torre del Alfiler, Museo-casa Pizarro, Museo del Traje, Centro de los Descubridores y Alcazaba Árabe. Nosotros recomendamos la visita a la Alcazaba Árabe y el Museo Pizarro.

 

 

 

Plaza Mayor

 

Nuestra primera parada fue la espectacular Plaza Mayor de Trujillo, centro neurálgico y desde dónde parten todos los caminos. Llena de gente, restaurantes, palacios y monumentos, esta extensa plaza esta llena de vida. Nos recibe con la estatua Ecuestre de Francisco Pizarro, que, junto con la Iglesia de San Martín, conforman la típica postal de Trujillo. Enmarcando la plaza encontramos importantes edificios de los siglos XV y XVI, caracterizados por sus soportales entre los que destacan:

 

  • Palacio Chaves-Sotomayor

 

  • Palacio de los Marqueses de la Conquista: también llamado Palacio del Escudo, llama la atención el enorme escudo de piedra que hace esquina en su fachada.

 

  • Palacio de los Orellana Toledo: uno de los más señoriales, tiene dos galerías arcos.

 



  • Palacio de los Duques de San Carlos: cuenta con un balcón esquinado con dos escudos y está declarado Bien de Interés Cultural.

 

  • Casa de las Cadenas: bautizada así por la cadena que cuelga de su fachada. Sobre ella puede apreciarse la Torre del Alfiler.

 

  • Ayuntamiento de Trujillo

 

 

 

Iglesia de San Martín de Tours

 

Junto al monumento ecuestre de Francisco Pizarro se encuentra la Iglesia de San Martín. Su mezcla de estilos gótico y renacentista se debe a que se tardó mucho en terminar de construir. Alberga un órgano barroco, del 1759 con alrededor de 950 tubos, que aún se encuentra en uso, y majestuosos retablos como la Virgen de Guadalupe y los Dominicos. El precio de la entrada es de 1,50€. A nosotros nos encantaron sus vidrieras de colores.

 

Iglesia de San Martín de Tours
Iglesia de San Martín, Trujillo

 

 

Torre del Alfiler

 

Esta torre fue construida para la defensa de la villa musulmana, como parte de la muralla. Posteriormente, tras ser desmochada por Isabel la Católica, se convirtió en torre del homenaje del Palacio de Chaves-Cárdenas. Nos llama la atención su cúpula con azulejos representando los escudos de las familias Chaves y Orellana.

 

Hoy en día se aloja el Centro de interpretación, dónde se explica la historia de Trujillo y se muestra objetos encontrados en diferentes etapas de la historia. A nosotros no nos gustó demasiado, quizá lo que llama la atención del visitante es poder subir a la torre y observar las vistas, y sí, se puede acceder a la torre, pero se encuentra reformada totalmente, no se expone nada y no tiene vistas al exterior. Es un museo muy pequeño y siendo sinceros no lo recomendamos.

 




Mirador de las monjas

 

Para los amantes de la fotografía y con permiso del Castillo de Trujillo quizás una de las fotografías más bonitas de Trujillo. Con la Plaza Mayor, la Torre del Alfiler y la Iglesia de San Martín es parada obligatoria en nuestro ascenso al Castillo de Trujillo.

 

Mirador de las Monjas, Trujillo
Iglesia de San Martín, Torre del Alfiler y Plaza Mayor de Trujillo.

 

 

La alberca

Uno de los monumentos que se suele olvidar a la hora de ver Trujillo es la Alberca. De origen un tanto extraño ya que presenta sillares romanos de estructura islámica, servía para la recogida de agua, su limpieza y canalización para consumo. La poza tiene 14 metros de profundidad y esta excavada en roca viva. Aún se conservan restos de las galerías que conducían el agua hasta los diferentes campos de cultivo.

 

 

Iglesia Santa María la Mayor

 

Este Templo Románico tardío del siglo VIII, fue remodelado en el siglo XV con elementos góticos. La entrada cuesta 2€ y en su interior destaca su retablo mayor formado por 25 tablas pintadas al óleo. Tiene dos torres, una de ellas accesible a través de su angosta y empinada escalera de piedra. Desde lo alto se tienen de las mejores vistas al centro histórico de Trujillo y a la alcazaba.

 

Santa María la Mayor, Trujillo
Qué ver en Trujillo: Iglesia Santa María la Mayor

 

Junto a ella se encuentra la Plaza de los Moritos, ideal para sacar fotos de la iglesia y el Monasterio de Santa María de la Concepción, dónde podéis probar deliciosas pastas elaboradas por las monjas de clausura.

 

 

Castillo de Trujillo

 

La originaria Alcazaba árabe data del siglo IX, se ubica en lo más alto de la ciudad sobre el cerro Cabeza del Zorro. Desde las murallas de este castillo encontramos una de las mejores vistas del centro histórico. De la fortaleza solo queda la primera construcción inicial ya que la ampliación del siglo XV solo se pueden apreciar el segundo recinto amurallado o albacara. Puedes visitar los patios interiores, recorrer las murallas que contienen torres, almenas e incluso una ermita, el aljibe y la capilla. La entrada tiene un coste de 1.50€.

 

 

En el edificio principal se aloja la Capilla de la Virgen de la Victoria, patrona de Trujillo, orientada hacia la ciudad a través de una de las ventanas del castillo. Si quieres verla de frente en la capilla, tendrás que pagar y se girará por un tiempo.

 

 

Este castillo aparece en una de las series más conocidas a nivel mundial, Juego de Tronos. En concreto aparece en el último capítulo de la temporada 7, cuando las tropas de Daenerys Targaryen se disponen a asaltar el castillo de los Lannister. Otra forma de visitar la ciudad es realizando el Tour de Juego de Tronos que ofrece Civitatis.

 



Casa Museo Pizarro

 

La casa-museo de Francisco Pizarro, denominado el descubridor del Perú, se encuentra abierta al publico por un precio de 1.50€. Esta casa fue habitada por el conquistador y se cree que nació en ella, pero no esta comprobado. Se divide en dos plantas, la baja dónde se recrea el estilo de vida con utensilios, mobiliario y decoración de la época, y la planta superior en la que se exhiben objetos traídos de América, las principales rutas marítimas que siguieron y muchos documentos sobre las conquistas y la forma de vida colonial.

 

 

 

Museos de Trujillo

 

Otros de los museos que se pueden visitar en Trujillo son:

 

  • Museo del traje.

 

  • Museo de la Coria.

 

  • Museo del queso y el vino.

 

  • Museo rural etnográfico.

 

 

Puerta Arco de la Sangre

 

Una de las calles que nos llevan de la plaza al alcázar nos conduce a través de esta famosa puerta. Muy reconocida por verse en la serie Juego de Tronos, es una de las puertas que daba acceso a la villa medieval. Con claro carácter defensivo aún apreciamos los escudos de la familia Altamirano y los Reyes Católicos.

 

Puerta arco de la sangre
Arco de la Sangre

 

 

Casa fuerte Chaves el Viejo

 

Este edificio del siglo XV fue residencia de los Reyes Católicos en Trujillo, donde al menos acudieron 5 veces como se recoge en el Archivo General de Simancas. A demás, en este edificio Isabel y Fernando firmaron sus capitulaciones matrimoniales.

 




👉 Ver Trujillo por la noche

 

Una muy buena idea es esperar al anochecer para recorrer Trujillo con otro punto de vista. Sus empedradas calles, junto con sus grandes edificios convierten la ciudad en un lugar misterioso e incluso si nos adentramos en algún estrecho callejón, tenebroso. La iluminación anaranjada de los edificios le añade, aún más, un toque especial. Os compartimos unas cuantas imágenes.

 

 

 

👉 Comer en Trujillo

 

Otra de las cosas que nos ofrece Trujillo es su excelente gastronomía extremeña. Con multitud de mesones y restaurantes, casi todos ubicados en la Plaza Mayor, puede ser tarea imposible si os pasa como a nosotros que nos pilla el campeonato Extremeño de bicicleta de montaña. 

 

Tras varias recomendaciones escogimos el Mesón la Troya, en plena Plaza Mayor y abarrotado de gente, hay que apuntarse en lista para optar a una mesa, no hacen reservas. Escogimos el menú del día, donde probamos:

 

  • Migas Extremeñas
  • Revuelto de Patatera ibérica
  • Cochifrito
  • Caldereta de cordero

 

 

 

👉 Dónde aparcar en Trujillo

 

Como ya hemos visto, Trujillo es un municipio relativamente pequeño y en temporada alta, aparcar puede resultarnos un verdadero quebradero de cabeza. No os preocupéis, nosotros os enseñamos dónde aparcar en Trujillo gratis cerca del centro histórico. 

 

Lo mejor que podéis hacer es dejar el coche por las zonas residenciales cercanas al centro. Nosotros aparcamos en la calle Aldeacentenera, una calle tranquila en la que no había mucho coche. Tan solo andamos unos 10 minutos hasta la Plaza Mayor.  Cerca, cruzando la Nacional V, se encuentra la Plaza de toros de Trujillo que dispone de un amplio parking gratuito asfaltado y otro, bastante más grande, de arena. 

 

Existen también opciones de pago mucho más cercanas al centro situadas en el Parque del Paseino, a unos 4 minutos andando hasta la Plaza Mayor.

 





 

👉 Qué ver cerca de Trujillo

 

  • Cáceres

Ciudad fundada por los romanos y habitada posteriormente por diversas culturas, conserva una mezcla de estilos gótico y renacentista. Rodeada por una muralla morisca del siglo XII con unas 30 torres, calles medievales adoquinadas y palacios fortificados, su casco histórico es una de las estampas más preciosas de la Comunidad Extremeña.

 

Cáceres de noche
Cáceres, Extremadura

 

 

  • Guadalupe

El Real Monasterio de Santa María de Guadalupe es considerado uno de los mayores iconos de Extremadura y uno de los monasterios más bonitos de España. Una evidencia del paso del tiempo con la mezcla de estilos gótico, mudéjar, renacentista, barroco, y neoclásico dedicado a la Virgen de Guadalupe,  Patrona de Guadalupe, Patrona de Extremadura y Reina de la Hispanidad. Este edificio alberga grandes tesoros y se encuentra apenas a una hora de Trujillo. Entra en nuestro post sobre el Real Monasterio de Guadalupe si quieres conocerlo mejor. 

 

Real Monasterio de Guadalupe portada
Real Monasterio de Guadalupe

 

 

  • Plasencia

A 1:15 horas de distancia, Plasencia es una ciudad que nos cautivó. Siendo todos sus museos gratuitos, de gran interés y muy amenos, esta ciudad superó nuestras expectativas y se convirtió en una de nuestras ciudades favoritas de Cáceres. Es el lugar ideal para pasar un fin de semana.

 

 

  • Mérida

Mérida es una de las ciudades más importantes de Badajoz, con multitud de edificios históricos que visitar y situado a 50 minutos en coche, puede ser un buen destino para ampliar o continuar con nuestro viaje.

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.