Castillo de Loarre
Aragón,  Castillos,  Guías

Castillo de Loarre, el vigilante olvidado

El Castillo de Loarre, el que nunca fue invadido, es la fortaleza de estilo románico mejor conservada del mundo. Una joya arquitectónica del siglo XI que podemos encontrar en el municipio de Loarre, Huesca. Inicialmente concebido como palacio real, posteriormente como monasterio, y actualmente como escenario de rodaje de películas. Visitarlo hará que revivas historias que esconden sus muros.  ¿Te interesa?  Pues empecemos.

👉 Historia

 

El Castillo de Loarre data del siglo XI, momento en el que la península se encontraba bajo el asedio de las tropas musulmanas. Con el reinado de Sancho Garcés III, comienza la construcción del Castillo de Loarre. Reemplazando una antigua torre vigía. El nuevo castillo fue ideado para la defensa de la frontera con Navarra, y desde aquí, posteriormente se organizarían varios ataques a localidades cercanas como Bolea. De esta época datan el edificio real, la capilla, el torreón de la Reina, el patio de armas, las estancias militares y la torre del homenaje.




Con la llegada al trono de Sancho Ramírez de Aragón en 1071, el castillo sería reformado tal y como se conserva en la actualidad, construyendo varias estructuras defensivas, una iglesia y un monasterio, el cual sería habitado por monjes agustinos. Es en este momento cuando este puesto defensivo pasaba a denominarse Castillo-Abadía de Loarre.

 

Castillo de Loarre
Castillo de Loarre

 

En 1287, la población de Loarre que vivía a las puertas de la fortaleza, construye el recinto amurallado para protegerse de saqueos de las poblaciones vecinas como es el caso de Ayerbe, municipio con la que existe algo de rivalidad. Con Pedro I de Aragón, hijo de Sancho Ramírez, tras realizar varios cambios, Loarre pierde el carácter monasterial. Una vez expulsados los musulmanes de la zona, la fortaleza de Loarre pierde su poder militar y es abandonada. En el siglo xv, la población que vivía a los pies del castillo se traslada a la actual villa de Loarre, reutilizando los materiales de la muralla de la fortaleza.

 

 

 

👉 Castillo de Loarre: nuestra visita

 

En primer lugar, nos dirigimos al centro de visitantes del castillo dónde se comprueba nuestra reserva. Una vez  nos entregan las entradas, al tener reservado la visita guiada, nos entregan una pegatina verde la cual debe ir en todo momento visible. Después, en un aula anexa, se proyecta un vídeo introductorio sobre la historia del castillo de Loarre. Una vez acabado el vídeo, el guía nos recoge y da comienzo la visita al castillo.

 

Torre del Homenaje, castillo de loarre
Torre del Homenaje

 

 

📍 Exterior del Castillo de Loarre

 

Murallas y campanario

 

La primera parada del recorrido la hicimos dentro de las murallas, donde el guía explicó cómo estaba estructurado el poblado, el por qué las torres de defensa de las murallas estaban abiertas, los diferentes edificios que se pueden ver y sus funciones. ¿Os habéis fijado que falta un cacho de la muralla? Al quedar abandonado el castillo, los habitantes de la Villa de Loarre necesitaban de materiales de construcción para el nuevo asentamiento, por lo que les era más fácil desmontar parte de la muralla y emplearla para la construcción de sus casa. 

 

Campanario y muralla del castillo
Campanario y muralla del castillo

 

 

Pórtico principal y escalinata

 

Continuamos con el pórtico principal donde podréis ver una gran cantidad de detalles esculpidos en la piedra. Una curiosidad de esta parte es la forma de la escalinata, la zona central de la escalera era empleada como un sistema de desagüe. En los días de lluvia, el agua que caía en las diferentes zonas del castillo llegaba a estos peldaños que quedaban anegados, mientras que los peldaños contiguos, más elevados, continuaban siendo funcionales.

 

Escalera principal Loarre
Escalinata castillo de Loarre

 

A ambos lados de la escalinata se abren dos estancias: el cuerpo de guardia donde los soldados vigilaban la entrada a la fortaleza, y la Cripta de Santa Quiteria que esconde un animal que sólo puede verse desde un ángulo de la sala. ¿Lo encontrarás?



📍 Interior del Castillo de Loarre

 

Iglesia de San Pedro

 

Construida en 1171, se integra entre las bases del castillo y la roca sobre la que se encuentra. En los capiteles de la misma encontraréis multitud de detalles y la réplica de las reliquias del castillo. Las originales se encuentran en la iglesia de la Villa de Loarre.

 

Iglesia de San Pedro
Cúpula Iglesia de San Pedro

 

 

 Monasterio y calabozos

 

Continuamos avanzando por los pasillos laberínticos del castillo hasta que llegamos a la zona del monasterio. Lamentablemente, esta es una de las zonas peor conservadas del castillo. Si nos fijamos, podemos apreciar las diferentes alturas que tuvo en su época y podemos deducir la distribución de las estancias. El guía os lo explicará de 10.

 

Restos monasterio de Loarre
Monasterio de Loarre

 

Más adelante aparecen los calabozos, donde se han encontrado restos humanos debajo de un arco. También se tiene la teoría de que se usó como almacén debido a su ambiente fresco. No se permite el paso a esta estancia y apenas se puede apreciar dado que no está iluminada, nosotros lo intentamos con la linterna del móvil pero fue en vano.

 

 

Sala de armas

 

Subida una planta más, encontramos una gran sala en la que guardaban las armas y armaduras de los soldados. En las paredes se pueden apreciar diferentes marcas y huecos ¿sabéis el por qué?  Esta práctica la empleaban los artesanos encargados de la producción de la roca para identificar sus piezas, y cobrar por ellas.




Puerta del castillo antiguo y patio de armas

 

Nos encontramos delante de una gran puerta, bien defendida, tosca y antigua. Esta da acceso al patio de armas, lugar donde entrenaban y hacían vida los militares de la fortaleza. En este punto finaliza la visita guiada y ya podrás recorrer el castillo libremente. En este gran patio, podemos apreciar los restos de los barracones donde vivían los soldados, el aljibe encargado de almacenar el agua de lluvia para el consumo, y una pequeña capilla. Incluso se puede apreciar el tiro de una antigua chimenea de los barracones.

 

Patio de armas. Antiguo Castillo
Patio de armas Loarre

 

 

Mirador de la reina

 

Frente a nosotros, podemos distinguir los restos de una gran estancia donde los reyes recibían a personas importantes. En esta parte, encontramos un gran ventanal desde donde los reyes podían contemplar y presumir de sus dominios. Asomarse por este ventanal te teletransporta a la Edad Media, al puro estilo de Juego de Tronos. Eso sí, ¡cuidado si tienes vértigo!

 

Mirador de la reina
Mirador de la reina

 

 

Torre de la reina y Torre del homenaje

 

La Torre de la reina es la primera torre que observamos, a mano derecha, pues detrás está la Torre del homenaje con la que conecta. La forma en la que están situadas no es de manera aleatoria, sino de forma estratégica pues en caso de que el castillo fuese invadido, los reyes podían resguardarse en la torre más alejada hasta que viniesen refuerzos. Además, antaño había un puente de madera que lo podían incendiar para quedarse aislados completamente.

 

Ventanales foertaleza
Ventanas torre de la reina

 

La torre del homenaje en realidad es una torre albarrana, es decir, que se encuentra a extramuros (fuera de la muralla). Se compone de tres plantas, las cuales estaban preparadas para resistir largos periodos de tiempo y proteger a los que allí residiesen. En su interior podemos distinguir un servicio, una chimenea y una habitación.

 

Interior torre de la reina
Interior torre de la reina

 

 

👉 Castillo de Loarre horarios y precios

 

Los horarios de acceso al castillo varían en función de la estación del año:

 

  • Horario de invierno: De 11:00 a 17:30h. Lunes cerrado, salvo festivos y puentes.

 

  • Horario de primavera y otoño: De 10:00 a 19:00h

 

  • Horario de verano: 10:00 a 20:00h

 

Si tenéis planeado realizar una visita guiada os recomendamos reservar en la página oficial del Castillo de Loarre, se realiza en grupos de no más de 30 personas. A nosotros nos pareció indispensable en nuestra visita y muy ameno.

 

Las diferentes tarifas de acceso son:

 

  • General: 6€ y con visita guiada 8€.

 

  • Reducida: Para estudiantes, carnet joven, grupos de más de 20 personas y jubilados, tiene un precio de 5.50€ con guía 7€.

 

  • Infantil: de 6-16 años tiene un precio de 4.50€ y 6€ la guiada. 

 

  • Gratuita: Para menores de 6 años y discapacitados +50%

 



 

👉 Cómo llegar al Castillo de Loarre

 

El Castillo de Loarre se encuentra en la localidad del mismo nombre, Loarre. Se encuentra a 35 minutos en coche (34km) y a poco más de 1h en coche de Zaragoza. Recomendamos acceder en vehículo propio pero existen actividades que nos incluyen la entrada al castillo y el desplazamiento desde Huesca o Zaragoza. Si optáis por esta opción os recomendamos realizarlo con Civitatis.

 

 

👉  Iglesia de San Esteban

 

Como ya hemos comentado, la visita al Castillo de Loarre incluye la entrada a la Iglesia de San Esteban en la Villa de Loarre. Esta iglesia de estilo gótico data del siglo XVIII. Destaca por la bonita torre del campanario coronada con pináculos, y por la gran cantidad de obras que hay en su interior, principalmente frescos. ¡Te quedarás boquiabierto con la capilla de San Demetrio!  Además, guarda la virgen original que existía en la iglesia del castillo de Loarre.

 

 

👉  Datos de interés y recomendaciones

 

  • La entrada incluye acceso a la Iglesia de San Esteban y Colegiata de Bolea.

 

  • Realizar la visita guiada. Hay que reservarla con tiempo de antelación.

 

  • Llevar calzado cómodo, hay zonas resbaladizas, estrechas y escarpadas.

 

  • Parking Gratuito.

 

 

👉 Post relacionados

 

Si quieres seguir recorriendo esta preciosa comunidad no puedes dejar de leer nuestros artículos sobre un día en Jaca, la Ruta de Cola de Caballo o los maravillosos pueblos de Broto y Ainsa

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.